Camuñas y Vadocz azotan la cautela del Zaragoza

Liga BBVA | Zaragoza 1 - Osasuna 3

Camuñas y Vadocz azotan la cautela del Zaragoza

Camuñas y Vadocz azotan la cautela del Zaragoza

reyes / belver

El Osasuna remontó tras una primera parte nefasta

El Zaragoza, después de lograr una semana atrás la hazaña del Bernabéu, hizo todo lo contrario en La Romareda. Con 1-0 a favor y el rival grogui, se empachó de calma, firmó una segunda parte palidísima y se tiró al pozo. El Osasuna no tuvo otro remedio que animarse, ir al frente y probar a Doblas, que esta vez no respondió. Tres tiros, tres goles. Ricardo sí sacó dos goles a Uche y se alió con los palos. La fortuna y el acierto en las áreas fueron del Osasuna.

Sin alcanzar la plenitud de ímpetu y la circulación de la pelota que venía demostrando en los últimos partidos en La Romareda, el Zaragoza asomó en el campo mandando e inclinándolo hacia Ricardo. El Osasuna estaba porque tenía que estar: sin intención, sin agresividad, sin conexiones... Pero con errores a borbotones. El más grave propició el gol de Lafita. Paredes soltó un pelotazo como si fuera una catapulta y Lolo erró groseramente al cabecear. Lafita cabalgó hacia Ricardo y marcó. Fácil.

El gol hacía justicia a la insistencia del Zaragoza y a la ineptitud del Osasuna. A partir de ahí, la distancia de fútbol entre ambos equipos se redujo. Tras el descanso, el Zaragoza se durmió y Vadocz salió para activar el juego ofensivo del Osasuna. Cocinó con Camuñas dos goles y Sergio cabeceó el otro. Quizá demasiado premio para poco fútbol, pero el Osasuna sonríe y acaricia la salvación. El Zaragoza ahora la ve más lejos, por sus propios deméritos.

Mendilibar: "No nos damos por salvados"

"No creo que la primera parte fuera tan mala, simplemente cometimos un error y eso nos pasó factura. No me pareció que el Zaragoza hiciera mucho más que nosotros ni creó muchas ocasiones de gol. Al descanso hablamos que teníamos que tener más la pelota, darle más dinamismo al juego. Así fue y además tuvimos un poquito de fortuna. No podemos darnos por salvados, tenemos que ganar al menos un partido más y esperamos hacerlo esta semana".

Aguirre: "Es un palo, pero seguimos vivos"

"Es un palo, no lo esperábamos. El equipo dominó el partido, hizo ocasiones para ganar, chutó al palo, Ricardo hizo buenas paradas... Pero no jugamos bien en la segunda parte. Pido disculpas a la afición en nombre del equipo porque su comportamiento fue excepcional. Cambié a Ander para oxigenar el mediocampo con Jorge López. Asumo la responsabilidad de que las cosas no salieran bien. Pero que nadie dé por muerto al Zaragoza, vamos a seguir luchando".