El sueño del 'Osvaldazo'

Liga BBVA | Barcelona - Espanyol

El sueño del 'Osvaldazo'

El sueño del 'Osvaldazo'

Carlos Mira

El Barça no será campeón aunque gane. El Espanyol apura Europa.

La Real Sociedad de Tamudo puso hace ocho días la primera piedra para que el Espanyol se pudiera ahorrar hoy el pasillo de campeón al Barça. Y el Real Madrid hizo anoche el resto con su goleada en el Sánchez Pizjuán. Evitaron a los pericos tener que vivir como testigos una eventual celebración del título esta noche en el Camp Nou y, de paso, propiciaron que el Sevilla se sitúe a tiro de la lucha blanquiazul por Europa. De modo que el derbi, por mucho que llegue después de cuatro Clásicos, no tendrá nada de descafeinado: el Barça está obligado a ganar para alzar la Liga lo antes posible (sería el miércoles, ante el Levante) y el Espanyol, para apurar sus opciones continentales (la zona de Europa League queda a cuatro puntos).

El posible factor determinante se llama Osvaldo. La afición españolista sueña con una reedición de las dos últimas hazañas en el Camp Nou: el Tamudazo (2-2) que arrebató la Liga 2006-07 a los azulgrana y, dos años más tarde, el Delapeñazo (1-2, con sendos tantos de Lo Pelat). No en vano, el ítalo-argentino viene de marcar un gol y asistir otro el lunes contra el Athletic (2-1). Pichichi del Espanyol con 11 tantos, promedia uno cada 126 minutos. Supera incluso al mejor Tamudo y del Barça sólo le rebasa un elegido, Messi: 31 dianas en esta Liga, una cada 86 minutos.

Messi, 'picado'.

Como quiera que el Madrid queda a cinco puntos, todo apunta a que Guardiola no reservará ni al Pulga (quien tratará de emular el festival ayer de Cristiano) ni a la mayoría de habituales, como Villa, Xavi e Iniesta. Sólo cabe la duda de si el manchego poblará el centro del campo o si acompasará el ataque para dar entrada a Keita.

Las incógnitas de Pochettino se hallan también en la medular, señal de que es ahí -en la presión, robo y posesión- donde se decidirá el derbi. Javi López regresa tras cumplir sanción, probablemente junto a Verdú (Competición le perdonó la quinta amarilla), aunque Javi Márquez se presume como una alternativa de lujo.

Bojan vuelve y con él, entre Barça y Espanyol sumarán más de una veintena de canteranos. Otra muestra de que el derbi no será ningún trámite.