Giovani pone la soga al Hércules

Liga BBVA | Hércules 2 - Racing 3

Giovani pone la soga al Hércules

Giovani pone la soga al Hércules

El Racing, con 43 puntos, consigue la permanencia virtual. Los alicantinos pueden descender el próximo miércoles. Cuatro goles en seis minutos.

El sueño del Hércules de Primera ha durado sólo una temporada. Los alicantinos enfilan el camino de vuelta a Segunda División apenas diez meses después de celebrar el ascenso a Primera en Irún. Aún no es matemático pero sí virtual. Incluso ganando al Mallorca el próximo miércoles puede caer al pozo matemáticamente. Se han hecho demasiadas cosas mal en muy poco tiempo. Pero lo más dramático para el Hércules es que firmó su defunción tras cuajar un partido notable.

El Racing, en cambio, sigue en plena crisis institucional pero sumó tres puntos que le aseguran la permanencia en Primera una temporada más. Con los deberes deportivos hechos, ahora tiene todo el tiempo del mundo para saldar cuentas con Alí. En el Rico Pérez certificó la salvación con una apuesta rácana de cinco centrales que le valió a Marcelino. Pero le valió porque Pernía le fichó en enero a un crack llamado Giovani que casualmente fue ofrecido al Hércules varias veces. El mexicano no tocó demasiados balones pero desprende peligro cada vez que la jugada merodea cerca de él. Primero golpeó de cabeza para bajar los humos al Hércules. Y después, cuando los alicantinos ya visualizaban una remontada épica, se inventó una vaselina genial que dejó helado a Calatayud.

Lo cierto es que el Hércules hizo todo lo posible por seguir con vida. Sin embargo, ayer vivió en sus carnes todos los contratiempos posibles. Las casualidades negativas y encadenadas suelen asolar a equipos heridos de muerte, como el Hércules. Pero lo de ayer ya fue demasiado. Fue como el Show de Truman en versión futbolística. De entrada, el trabajo semanal de Djukic no sirvió para nada ya que Thomert se lesionó a los dos minutos. Ahí empezó todo el vodevil de infortunio. Porque es difícil que en 90 minutos te marquen dos veces justo después de hacerlo tú, falles un gol a 50 centímetros de la línea y te expulsen al mejor jugador de tu equipo porque un rival finge un codazo en la cara cuando siente un brazo en la espalda.

Fulgurante.

El plan inicial de Djukic pasaba por mantener la puerta a cero y confiar el triunfo en la calidad individual de sus delanteros. Pero Giovani tenía otros planes. Diop, casi inédito con Marcelino, puso un balón en el corazón del área y ahí el menudo mexicano, se adelantó a los centrales para dar un vuelco al guión establecido. Fue un mazazo pero el Hércules no se amilanó y empezó a subir con determinación una cuesta arriba que nunca se allanó. En cinco minutos, Tiago lo intentó de falta, Abraham Paz superó a Toño aunque Pérez Lasa entendió que con falta previa, y Sendoa envió a las nubes un balón casi imposible de fallar.

El Racing llevaba ventaja pero el Hércules amenazaba con ganas y, sobre todo, argumentos para darle la vuelta al marcador. Sendoa enmendó su error con un derechazo que igualaba el duelo. Pero entonces, el partido se volvió loco en seis minutos. Nada más sacar de centro, Giovani se quedó solo ante Calatayud y se inventó una vaselina genial. El Hércules tiró de casta y se volvió a levantar de la lona con un tanto de Tiago, con algo de suerte. Y cuando el descanso llegaba, Henrique hizo el 2-3, de cabeza, tras un error de Calatayud.

Cualquiera hubiera sacado bandera blanca tras el triple mazazo letal pero el Hércules de Djukic aún lo intentó con todo, incluso con un indultado Trezeguet. Pero cuando más achuchaba el Hércules en busca del 3-3, Valdez y Cisma chocaron en el aire y el racinguista se desplomó como si un francotirador le hubiera disparado desde el gallinero del Rico Pérez. Pérez Lasa expulsó inmediatamente al paraguayo mientras Cisma se revolcaba de dolor con las manos en la cara. Todo ficción. Valdez apenas le tocó en la espalda y Cisma se echó las manos a la cara. El lateral se quedará en Primera pero su ética profesional y fair play son de regional. Ahí acabó la intentona de remontada del Hércules al que se le fueron acabando las fuerzas. Luque y Giovani pudieron marcar el 2-4. No le hizo falta a un Racing que continuará en Primera.