Arte y orgullo en Sevilla

Liga BBVA | Sevilla-Real Madrid

Arte y orgullo en Sevilla

Arte y orgullo en Sevilla

morenatti

Si el Madrid no gana, el Barça será campeón con una victoria

Lo que en otras circunstancias hubiera sido un partido anunciado a bombo y platillo, hoy se presenta como un encuentro confundido entre el estruendo del Clásico, las sanciones de la UEFA y las palmas de la Feria. La distracción general también se explica porque hoy se enfrentan dos equipos profundamente decepcionados, uno por haber perdido las opciones en Champions y el otro por no estar en condiciones de clasificarse para esa competición (quinto, a ocho puntos del Villarreal).

Sin embargo, a pesar de la nostalgia, el partido cuenta. Si el Madrid no es capaz de ganar hoy, al Barcelona le bastaría mañana un triunfo ante el Espanyol (19:00 horas) para proclamarse campeón de Liga. Si el Sevilla no vence, comprometerá su clasificación para la Europa League, por la que también pugnan los pericos (a cuatro puntos). De ahí la "ecuación perfecta" de Manzano. Todo ello sin mencionar la rivalidad que existe entre ambos equipos, mucho más caliente cuando toca jugar en el Pizjuán.

Los achaques del Sevilla son conocidos. En el último partido se lesionaron Rakitic (fractura del quinto metatarsiano de un pie) y Cáceres (fisura costal). Navas tampoco está en condiciones y tanto Kanouté como Perotti arrastran diferentes molestias físicas. Pese a todo, los dos últimos podrían ser titulares. El argentino pasará hoy una prueba definitiva, con Romaric esperando acontecimientos.

Con respecto al partido de Champions, el Real Madrid recupera a Sergio Ramos y Pepe, pero pierde a Carvalho (roja contra el Zaragoza) y Di María (acumulación de amonestaciones). La previsión es que Mourinho combine titulares y suplentes. Si Pepe regresa al mediocampo (¿volverá algún día a la defensa?), Garay será central junto a Ramos. Lass parece seguro y más arriba la duda se concentra en la mediapunta, donde Kaká y Özil se disputan un lugar. Higuaín y Benzema no se ponen en duda, tampoco Cristiano.

Perlas.

Recordemos que fue en el Sánchez Pizjuán donde Casillas le hizo a Perotti la parada perfecta (aquella estirada insólita a un tiro a bocajarro que ya subía al marcador). Fue en la pasada temporada. En la presente, Benzema marcó, seguramente, su mejor gol como madridista en el mismo campo (0-1 en la Copa): carrera, recorte y pum.

Los antecedentes más próximos resultan favorables al Madrid. El Sevilla ha perdido los tres partidos que ha jugado esta campaña contra los blancos sin anotar un solo gol. En Liga, además, hubo polémica. Pese a la victoria (1-0, Di María), Mourinho mostró una lista con los trece errores cometidos por el árbitro (Clos Gómez). Aquel día el entrenador reclamó más respaldo del club en su cruzada. Lo consiguió.

Hoy pitará Mateu Lahoz, el árbitro del dejar hacer. Su suerte será la de todos.