Competición
  • Clasificación Eurocopa

Rondón y Baptista acercan al Málaga a la salvación

LIGA BBVA | ATLÉTICO 0 - MÁLAGA 3

Rondón y Baptista acercan al Málaga a la salvación

Rondón y Baptista acercan al Málaga a la salvación

Pepe Andrés

El Málaga fue superior en la primera mitad. Rondón y Baptista anotaron de cabeza en la primera mitad. El Atlético estuvo indolente y reaccionó muy tarde. Maresca puso la puntilla.

El Atlético de Madrid buscaba afianzarse en los puesto de Europa Liga y el Málaga alejarse del descenso. El partido tenía suficientes alicientes para que ambos equipos pusieran todo el empeño para llevarse los tres puntos, pero el premio sólo le interesó al Málaga.

Dos jugadores enrachados merecían especial atención en el Calderón: Agüero y Baptista. El argentino, con nueve goles en los últimos siete partidos, buscaba el récord de mejor racha goleadora en el Atlético, pero en este partido apenas fue una sombra del gran Kun que ese estaba viendo hasta el momento. Por su parte, la Bestia sí recordó a ese tremendo futbolista que impresionó en Sevilla por su potencia y su llegada. Ya lleva siete goles en los últimos cinco encuentros.

El partido comenzó espeso, sin un claro dominador, aunque lo cierto es que durante la primera mitad apenas hubo batalla en la medular, a pesar de que las duplas Mario Suárez-Raúl García y Camacho-Apoño invitan a ello. El único jugador que empezaba a despuntar era el enorme Rondón, un delantero que puede dar mucho que hablar en las próximas temporadas. El internacional venezolano fue una pesadilla durante la primera parte para la defensa colchonera, a la que desesperó con su potencia.

En el minuto 17, el colombiano Perea pidió el cambio por lesión -rotura fibrilar que le hará perderse el partido contra el Racing- y le tuvo que sustituir Domínguez. Fue casi lo único destacable en el Atlético, que estuvo indolente, viendo poco a poco como el Málaga se adueñaba del partido.

En el 28, tras un gran pase desde la banda derecha de Jesús Gámez, Rondón anotó de cabeza el primero del Málaga, ganándole la partida perfectamente a su par, que era Godín. Y apenas seis minutos después, tras una pérdida de balón de Filipe Luis, Baptista marcaba el segundo, también de cabeza, y también tras un pase desde la banda derecha, en esta ocasión a cargo del aguerrido Sebas Fernández.

Baste decir que Agüero disparó a puerta en el minuto 43 en el que fue el primer tiro a puerta del Atlético en la primera mitad.

En la segunda mitad, Quique intentó dar un lavado de cara al Atlético, pero se quedó a medias. Los rojiblancos sí estuvieron mucho más tiempo en el campo del Málaga, pero no profundizaron en exceso para inquietar a Willy Caballero.

Ante la indolencia rojiblanca, con un centro del campo muy poco agresivo y con nula participación, Quique se la jugó con el último cambio -Koke había entrado en el descanso por Elías- y metió el último cartucho, Diego Forlán, sacrificando a Raúl García.

Con los cambios, el Atlético ganó en presencia ofensiva: Agüero, Coque, Forlán, Reyes... pero las ocasiones no llegaban, en parte por el buen trabajo defensivo del Málaga, con una pareja de centrales, Demichelis y Kris, impecables esta tarde en el Calderón. El equipo rojiblanco lo intentó sobre todo desde larga distancia por mediación de Forlán y Reyes, pero nunca dio la sensación de querer ir a por el partido. Mientras, el Málaga, satisfecho por su buena primera mitad, se limitó a endurecer algo su juego para anular a su rival.

En los minutos finales, Pellegrini dio descanso a un descomunal Rondón (trabajo, sacrificio, presencia física, poderío aéreo, gol...), que fue sustituido por Maresca. Le dio tiempo incluso al Málaga de anotar el tercero en una contra con conexión ex sevillista: Baptista disparó muy ajustado y el rechace fue para Maresca, que puso la puntilla.

Al final, el partido sirvió para constatar el buen hacer de Manuel Pellegrini en el cuadro andaluz, que poco a poco va saliendo del pozo, y el partidazo de José Salomón Rondón, que ya llevaba 14 goles en el Málaga y tiene sólo 21 años. El Atlético sale de los puestos de Europa Liga, pierde su sexto encuentro en el Manzanares y vuelve a firmar un partido de pesadilla.