Villa lleva nueve partidos sin marcar con el Barça

Tormenta de clásicos | Real Madrid - Barcelona

Villa lleva nueve partidos sin marcar con el Barça

Villa lleva nueve partidos sin marcar con el Barça

"No me altero, los goles volverán", asegura el asturiano.

Lleva nueve partidos sin conseguir lo que mejor sabe hacer, pero ni eso le ha quitado la sonrisa a David Villa, tercer máximo goleador del campeonato (y primero nacional) con 17 tantos. La última vez que recibió el abrazo de sus compañeros fue el pasado 26 de febrero, en Mallorca. Desde entonces le acompaña una sequía que para muchos podría ser dramática, pero el asturiano "sabe de qué va esto", asegura una voz autorizada de su entorno.

Convencido de sus posibilidades y luciendo con discreción los galones otorgados en el vestuario, el delantero aguarda con paciencia que vuelva la inspiración. "No me altero. Me siento respaldado por el equipo y soy consciente de que todo se pondrá en su sitio. Los goles volverán, aunque lo más importante es que el equipo siga ganando", explicó tras fajarse ante el Shakhtar y abrirle la vía del gol a Messi, con un desmarque sublime que permitió al argentino encontrar la senda adecuada y victoriosa.

"Ahora le está costando marcar, aunque lee los movimientos como pocos. Se esfuerza en facilitar el camino a los compañeros y hace algo que es nuevo para él: defender con mucha intensidad", analizó un miembro del equipo técnico, algo que explicaría ese cansancio que a veces aparenta.

Villa acumula en las cuatro competiciones que disputó hasta el momento con el Barça (Liga, Champions League, Copa y Supercopa) 21 goles y aguarda con ilusión el choque de mañana: "Vine para disfrutar de momentos como los que se avecinan".

Olfato.

Pero con un amplio currículo, el atacante ya sabe lo que es golear en el Bernabéu y llevarse los tres puntos. La pasada temporada, defendiendo el escudo del Valencia, el equipo de Emery ganó 2-3, con un par de goles del Guaje; en la 07-08, mismo resultado y mismo bagaje particular.

Villa está con ganas de marcar y sabe que el barcelonismo le espera con ansia. Desea que sea protagonista ante el gol ahora que viene lo bueno.