El Barça espera ya al Madrid

Liga de Campeones | Shakhtar 0 - Barcelona 1

El Barça espera ya al Madrid

El Barça espera ya al Madrid

Messi decide con un gol de récord. Lleva 48 tantos en 46 partidos. Mascherano actuó de central pensando en la final de Copa Partidazo de Valdés

El Barça cumplió con su tarea en Donetsk ganando por 0-1 y ya espera al Madrid en las semifinales de la Champions. Es la cuarta temporada consecutiva que el equipo barcelonista alcanza la antesala de la gran final, hecho que habla por si solo de la consistencia del proyecto. Un equipo que cuenta en sus filas con un jugador descomunal que siempre aparece en los momentos más decisivos. Messi volvió a ser ayer el estilete del equipo y con su gol consiguió convertirse en el jugador del Barça que más goles marca en una temporada con la burrada de 48 tantos en 46 partidos.

El triunfo del Barça sirvió para desvelar, además, algunas claves que pueden marcar la pauta de lo que puede acontecer a partir de ahora. Mascherano empezó como central junto a Piqué, en un adelanto de lo que será la defensa de la final de Copa, cuya alineación se parecerá bastante a la que presentó ayer el Barça con la inclusión de Iniesta y Pedro por Keita y Afellay.

Empezó el Barcelona más pendiente de asentarse en defensa y de no repetir los errores del campo del Betis que de imponer su ritmo. El Shakhtar lo aprovechó y lo cierto es que por un momento, la cosa se pudo complicar porque a los 8 minutos Valdés salvó lo que podría haber sido el primer gol de los ucranianos con una impecable salida a los pies de Douglas Costa, que por una vez se había librado de la vigilancia de Keita cambiando de banda.

El susto.

Se produjo cierto desconcierto en un Barcelona que no acaba de encontrar su ritmo, mientras Guardiola se desgañitaba. Sus retoques funcionaron y Busquets empezó a carburar facilitando la salida de balón. El Shakhtar retrocedió y el Barça empezó a parecerse al Barça. A los 27 minutos, Messi avisó por primera vez, a los 30' fue Adriano, a los 31', Messi tuvo la segunda y Pyatov frustró la vaselina. Pero a la tercera fue la vencida. Una internada de Alves, que asistió al argentino, quien controló el balón, encaró al portero haciendo sitio entre los defensas y con una sangre fría impresionante colocó el balón en la red. Las semifinales ya estaban en el saco, y por si fuera poco, Valdés aún tuvo tiempo de hacer otro paradón en el descuento. A pesar de tener la eliminatoria en el bolsillo, el partido no decayó y el Barça siguió con su once titular sobre el césped y el Shakthar, en un alarde de pundonor siguió yendo a por el partido.

Sólo se atrevió Guardiola a empezar a pensar en lo que se avecina cuando se cumplió la hora de partido. Sólo entonces retiró a Xavi del campo para darle minutos de rodaje a Pedrito, posteriormente, dio descanso a Piqué, entró Milito, y finalmente retiró a Villa, que con molestias en una rodilla dejó su puesto a Jeffren.

Evidentemente, tras los cambios, el Barça bajó el pistón ante un Shakhtar que con el orgullo herido se esforzaba por no caer. Pero el Barça le bastó con estar bien asentado en el inicio y en el final. En el inicio, Valdés amplió con un nuevo paradón su enorme exhibición, mientras que en el frente de ataque, Messi seguía sembrando el terror. Ahora, ya sólo falta esperar que el Madrid cumpla con su parte del papel. El Barça ya dejó claro ayer que está listo.