Un Madrid de lujo para asaltar White Hart Lane

Liga de Campeones | Tottenham - Real Madrid

Un Madrid de lujo para asaltar White Hart Lane

Un Madrid de lujo para asaltar White Hart Lane

jesús aguilera

Jugarán los suplentes de Bilbao: Xabi, Özil, Cristiano, Adebayor...

Quien piense que el Madrid no se juega nada esta noche olvida el orgullo y el prestigio. También infravalora el significado de jugar en Inglaterra, tierra natal de este invento, y más concretamente en White Hart Lane, estadio inaugurado en 1899, tan pulcro que no admitió publicidad hasta 1970 y tan enraizado en la cultura del país que comparte el quinto nombre más repetido en los pubs ingleses: el ciervo blanco ("white hart"), emblema de Ricardo II. No hay muchas oportunidades de jugar en campos así, frente a públicos semejantes, en recintos parecidos, coronado el estadio, en este caso, por un gallo de pelea de bronce que, desde 1909, es el símbolo del viejo Tottenham de las espuelas calientes.

La posibilidad de una hecatombe ni se contempla. Resulta tan improbable que el anfitrión marque cinco goles como que el Madrid se vaya de Londres sin haber conseguido alguno. Frente a un equipo que saldrá valerosamente volcado (son ingleses), el Madrid encontrará el escenario perfecto para practicar su recurso favorito: el contragolpe. Y lo hará con un equipo de tronío que recupera para el once a los seis suplentes de San Mamés: Carvalho, Marcelo, Xabi Alonso, Özil, Cristiano y Adebayor.

La idea, además de proteger a los apercibidos, es seguir sacando brillo al expediente: siete victorias y dos empates en lo que va de Champions. El propósito es favorecer la confianza del grupo ante los clásicos que se aproximan: primero Liga, luego Copa y después esas semifinales que se resisten desde 2003. Fue entonces, hace ocho años ya, cuando el Madrid de Del Bosque se estrelló contra la Juve y los elementos: Ronaldo renqueante y penalti fallado por Figo.

Pero esa es otra historia. En esta, el partido se presenta como un regalo. Cómo será el ambiente de entusiasta que Redknapp ha llegado a ensayar los penaltis. Se espera algo más de él después de su atocinamiento del Bernabéu. También se espera más de Sandro, el nuevo Dunga, de Modric, el joven Cruyff, o de Bale, el lateral futurista. Jugará Lennon, por fin.

Por cierto, sólo tres equipos han remontado un resultado tan desfavorable: Leixoes, Partizán y... Real Madrid.