El Barcelona supera un mal susto en el Camp Nou

LIGA BBVA | BARCELONA 3 - ALMERÍA 1

El Barcelona supera un mal susto en el Camp Nou

El Barcelona supera un mal susto en el Camp Nou

REUTERS

El Almería se adelantó en la segunda mitad, con gol de Corona, pero Messi empató tras un penalti dudoso. Thiago anotó el segundo y Messi certificó el triunfo azulgrana.

Roberto Olabe debutaba esta tarde como técnico del Almería con la siempre difícil papeleta de no hacer el ridículo ante el líder de la Primera División. Aunque su equipo perdió, no fue ese Almería que hizo de sparring con el club culé en tres ocasiones -dos en Copa y una en Liga- encajando 16 goles. El Almería incluso se adelantó en el marcador, algo casi inédito en el electrónico del Camp Nou, pero los de Guardiola supieron reaccionar con una de sus mejores armas: la paciencia.

El Almería comenzó el partido plantando cara al Barcelona con una defensa muy ordenada y adelantada, pero sin renunciar al juego. Tras diez minutos de tanteo, se dio la curiosa circunstancia de que el Almería tuvo hasta tres córners consecutivos a su favor, aunque no supo aprovechar ninguno de ellos. Una de las novedades de Guardiola era la presencia en el once inicial de Bojan, que comenzó el partido muy enchufado, hasta el punto de que en minuto 15 realizó una gran jugada tras un buen control con el pecho que Thiago no acertó a rematar entre los tres palos. Minutos más tarde la mala suerte se cebaría con el canterano, que tuvo que abandonar el terreno de juego lesionado.

Guardiola incluyó en el once a Messi, que corría el riesgo de perderse el Clásico si veía una cartulina amarilla, y la jugada le salió medio bien, porque aunque el argentino sí estará en el Bernabéu, Mascherano no lo hará, al ver la amarilla en el 18 de partido. A partir del ecuador de la primera mitad, el Barcelona comenzó a tocar, y Messi abrió el partido con su enorme gama de recursos: pases, regates, conducción de balón impecable... Sus mejores socios fueron Iniesta y Alves, que aparecieron más cuanto más avanzaba el partido, por la sencilla razón de que el empuje y la presión del Almería iba decreciendo según se iban cargando las piernas de sus futbolistas.

La segunda mitad comenzó con mucha más intensidad. Villa, que había entrado en el minuto 30 de partido por el lesionado Bojan, remató al palo tras una buena combinación de Messi con Iniesta, que vio perfectamente el desmarque del asturiano. Era el primer aviso del Barcelona, que hasta el momento había visto cómo Marcelo Silva y el peruano Acasiete, los centrales del Almería, estaban impecables en la defensa y tirando el fuera de juego. Y uno de los duelos más bonitos del partido fue el protagonizado por Dani Alves y Juanma Ortiz, que fue su sombra durante 80 minutos.

La sorpresa llegó en el minuto cuatro de la segunda mitad. El Almería trenzó un buen contragolpe con el velocista Piatti, que sirvió un buen balón a Corona, el cual resolvió perfectamente en el uno contra uno con Pinto. Era el 0-1, pero las alarmas no se encendieron en el Nou Camp. Quedaba mucho partido, y el Barcelona no iba a renunciar a su juego, aunque ni siquiera le hizo falta esperar. Dos minutos después, Milito puso un balón en profundidad al Guaje, que cayó dentro del área tras un contacto con Alves. Penalti algo dudoso, pero que hacía justicia al juego del Barcelona, que nunca se pone nervioso. Messi anotó ante el "parapenaltis" de la Liga.

Tras el gol, el Barcelona se vino arriba, aunque su segundo tanto tuvo que llegar de nuevo a balón parado, tras un córner botado por Messi y rematado espléndidamente por Thiago. El resto de partido siguió el guión habitual en los encuentros que remonta el Barcelona: más dominio, más ocasiones e incluso, más goles. El único fallo de Marcelo Silva fue en los minutos finales de partido. El uruguayo no despejó un balón con el que estaba pugnando Messi, que no perdonó a Alves.

El Barcelona hizo de la paciencia su mejor virtud ante un Almería que plantó cara en todo momento y que vendió cara su derrota.