El bus y la polémica manita culé

Real Madrid - Barcelona | La intrahistoria

El bus y la polémica manita culé

Una campaña publicitaria de Asistència Sanitaria (proveedor médico oficial del Barça) tiene alterada a la Barcelona que no comulga con los colores azulgrana y a buena parte del país que lo considera una burla al eterno rival. Cinco jugadores del primer equipo con galones internacionales (Puyol, Xavi, Valdés, Busquets y Villa) son los protagonistas. Con la camiseta del equipo por debajo de una bata blanca (representando al colectivo médico) y con la palma de la mano derecha abierta (recordando al gesto de Piqué tras la goleada de diciembre al Madrid, 5-0), los futbolistas dan sentido al anuncio al leerse en el mensaje la palabra Units (unidos), con un subtítulo claro: trabajo en equipo, entrega y solidaridad, tres de las ramas del árbol que plantó Guardiola desde su primer día como técnico profesional y que ha dado unos frutos tan sabrosos como asombrosos; ocho de diez títulos disputados están en las vitrinas del Museu y la aspiración del presente curso es repetir el triplete de 2008. "El eje vertebrador es la coincidencia de valores entre las dos entidades de referencia en Cataluña, nacidas de una voluntad común de mejora en la sociedad civil catalana", explicó el comunicado de Asistència Sanitaria, algo que en algunos sectores del madridismo más acérrimo fue interpretado como una provocación y un sinónimo de soberbia azulgrana. Pero hay más. Para los próximos días está previsto que arranque la segunda fase de la campaña, que se alargará durante todo el mes de abril. Será en diferentes centros comerciales cuando figuras a tamaño real se colocarán para que los hinchas puedan retratarse. La campaña es polémica. Pero el fin es que se hable de ella y ya se está haciendo.