El Internacional elimina al Wilstermann

Copa Libertadores | INTERNACIONAL 3 - WILSTERMANN 0

El Internacional elimina al Wilstermann

El Internacional elimina al Wilstermann

Contundente victoria del Internacional de Porto Alegre ante el Wilstermann boliviano que se queda sin opciones de clasificación. Los brasileños tienen ya diez puntos.

El Internacional brasileño exhibió hoy sus galones de campeón de la Copa Libertadores al ganar con autoridad por 3-0 al Wilstermann boliviano, que quedó sin opciones de clasificación en el Grupo 6. Oscar, en un rebote en la primera parte, el argentino Andrés D''Alessandro y Zé Roberto, en la segunda, sellaron la fácil victoria de los ''gaúchos'' en Porto Alegre.

La goleada le permitió al conjunto brasileño alzarse hasta los 10 puntos, una cifra con la que lidera cómodamente la manga, por delante del Emelec ecuatoriano, que suma siete enteros, y el Jaguares mexicano, que cuenta con seis. El Wilstermann, que hoy encajó su cuarta derrota seguida y se despidió de la Libertadores, resistió en el estadio Beira-Río apenas diez minutos, el tiempo que le costó al Internacional bajar la pelota al suelo y resquebrajar el frágil sistema defensivo de los bolivianos.

Los ataques de los brasileños partieron en mayor medida del flanco izquierdo, donde Kléber no encontró oposición para sus internadas durante todo el partido. El gol inicial partió precisamente en una combinación por la izquierda entre D''Alessandro y Kléber, que culminó Oscar con la barriga, después de dos rebotes.

Después del descanso, el Internacional subió un punto las revoluciones, lo justo para terminar de desequilibrar a un Wilstermann muy poco consistente, que hizo justicia en la cancha a su posición en el fondo de la clasificación. El segundo gol salió en una internada de Oscar hasta la línea de fondo, desde donde le sirvió una asistencia a D''Alessandro, que esperaba solo en el centro del área grande para rematar la jugada.

La impotencia por la certeza de la eliminación llevó al defensa Lucas Fernández a propinarle una patada fuera de tiempo a D''Alessandro, una acción que le valió la tarjeta roja y dejó a su equipo aún más desahuciado. Si ya se había sentido cómodo el Inter hasta ese momento, con un jugador más convirtió el partido en una exhibición de tiro, para el deleite de sus aficionados.

Un remate a bocajarro de Zé Roberto, a pase de Kléber, supuso el tercero y definitivo para los brasileños, que aún continuaron atacando, pero no pudieron ampliar la ventaja gracias a la entrega del arquero rival.