La jueza catalana será quien decida si hay fútbol o parón

El perfil | Purificación Pujol

La jueza catalana será quien decida si hay fútbol o parón

La jueza catalana será quien decida si hay fútbol o parón

Debería dictar sentencia mañana.

A las diez de la mañana y en el Juzgado Número 63 de Primera Instancia de Madrid, que preside la jueza Purificación Pujol Capilla, se iniciará el juicio por la demanda presentada el jueves pasado por Villarreal, Sevilla, Espanyol, Athletic, Real Sociedad y Zaragoza, en la que se pedía la anulación del paro convocado para el próximo domingo 3 de abril por la Liga de Fútbol Profesional. En el fondo de la cuestión está la reivindicación de la Liga de acabar con el fútbol en abierto por televisión.

La magistrada Pujol nació en Barcelona en 1960. Es licenciada en Derecho por la Facultad de Barcelona, en la que accedió al grado de Doctora con la calificación de sobresaliente cum laude por unanimidad. Máster en Derecho Registral y postgrado en Derecho Civil Catalán, fue profesora-tutora de la UNED y de Procesal Civil en el Máster de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid.

Pujol ha escrito diversos artículos publicados en el Diario La Ley y la revista Actualidad Civil. Asimismo, es autora de los libros La Compraventa con Pacto de Sobrevivencia y Guía de Comportamiento en las Actuaciones Judiciales. Hasta 1997 ejerció en Barcelona y a partir de entonces lo hace en Madrid, primero como jueza sustituta y actualmente como jueza titular.

Las medidas cautelares que solicita el G-6 se basan en que, según establece la LFP en sus estatutos, para adoptar una medida como el paro se necesitan dos tercios de su Asamblea y en esta ocasión se aprobó por 26 votos a 16. Igualmente aseguran que este paro origina una modificación de calendario que solamente se puede aprobar por la Asamblea General de la Federación Española de Fútbol.

Hoy, la jueza Pujol escuchará a los abogados de las dos partes y se espera que sea mañana cuando tome una decisión al respecto. En enero, y con motivo de la amenaza de huelga de futbolistas, la Audiencia Nacional dijo que no era competente para el cambio de fechas, modificación que debía ser dictaminada por la Federación Española en su Asamblea General.