Temas del día

"Me fijo en Marcelo porque ataca mucho"

Eliseu Pereira

"Me fijo en Marcelo porque ataca mucho"

"Me fijo en Marcelo porque ataca mucho"

Mariano Pozo

Pellegrini ha reconvertido a uno de sus mejores extremos en lateral zurdo. Eliseu lo acepta y pide pista: "Quiero medirme a Messi y Cristiano para ver si soy buen lateral".

¿Cómo está el equipo después de dos victorias?

Nos han dado un poco de aire. Este parón nos va a venir muy bien para recuperar a gente como Apoño o Duda, que tenían algunas molestias.

Habla de Duda y Apoño. ¿Tan importantes son?

Todos somos importantes, pero Duda y Apoño aportan un poco más al equipo. Dan más soluciones. Duda puede decidir cualquier partido a balón parado y Apoño, si está bien físicamente y concentrado, tiene nivel para jugar en un grande.

Usted se fue a un grande de Italia, el Lazio, y ha vuelto un año después. Como en Málaga, en ningún sitio...

Eso está más que claro. Los que no rinden en Málaga no es porque no se puedan adaptar. Esta ciudad lo tiene todo para que se pueda triunfar aquí.

¿Ha notado mucho cambio del Málaga que dejó al que se ha encontrado?

Sí. Los dueños que han comprado el Málaga están haciendo un proyecto muy importante e ilusionante. Ha habido cambios, pero el vestuario sigue con las mismas bromas y el mismo buen rollo.

¿Y varía mucho el hecho de trabajar con técnicos de un perfil más bajo a hacerlo con otros con mayor caché como Pellegrini?

Siempre cambia la cosa. Pero está claro que Muñiz y Tapia han hecho un grandísimo trabajo. Muñiz hizo el equipo en Segunda, realizó 11 fichajes sin gastar un euro y subió al equipo. Tapia hizo una temporada fantástica en Primera. Tanto Jesualdo como Pellegrini han hecho un buen trabajo, pero es difícil hacerlo como lo han hecho Tapia y Muñiz. Aunque el proyecto es a largo plazo y creo que Pellegrini tiene opciones de igualar el trabajo que han hecho Tapia y Muñiz.

Tapia, con un equipo que venía de Segunda, más cedidos y canteranos, hizo un temporadón y casi se clasifica para la UEFA. Sin embargo, este año el club se gasta casi 30 millones en fichajes y el equipo está luchando por no bajar...

En el fútbol a veces todo no es contratar a buenos jugadores. Quizás ese año teníamos menos presión y jugábamos más alegres. El equipo con Tapia y con Muñiz no tenía la responsabilidad que tiene ahora. Aquel equipo prácticamente no costó un duro e hizo temporadas fantásticas. Ahora se han gastado 30 millones y estamos pasándolo mal, en puestos de descenso.

¿Dónde se enteró de que un jeque compraba el Málaga?

Estando en Nueva York recibí el mensaje de que un jeque había comprado el Málaga. Yo estaba casi fichado por el Málaga. Me quería Muñiz y cuando le echaron pensé que ya no venía. Luego llegó Jesualdo Ferreira y me llamó Sandro para decirme que el entrenador contaba conmigo.

Como compatriota suyo, ¿cómo vivió todo lo que pasó con Ferreira y su marcha?

Se hablaba mucho del sistema. Pero en el fútbol hay sistemas cuando empieza el partido. Después todo cambia. Le faltó tiempo para trabajar, pero no hay que pensar en eso. Ahora está con nosotros Pellegrini, que está haciendo un buen trabajo, y hay que mirar al futuro.

¿Habla con Ferreira?

Hablo a menudo con su segundo, José Gomes.

Tras la salida de Jesualdo, llega Pellegrini y Eliseu pasa de ser extremo a jugar de lateral izquierdo...

Con Jesualdo jugaba de extremo y de interior. Cuando llegó Pellegrini me preguntó dónde me gustaba jugar y le dije que en la banda y que había veces que había actuado como lateral. Decidió probarme ahí y me dio plena libertad para atacar.

¿Se siente cómodo ahí?

Cuando me fichó el Málaga, jugaba de carrilero. No es una posición nueva, pero exige estar mucho más concentrado los 90 minutos porque si fallas, detrás sólo queda el portero. Hay que evitar a toda costa perder balones tontos como se pueden perder arriba.

Si tuviese que compararse con un lateral izquierdo, ¿con quién sería?

Por ejemplo, me fijo mucho en Marcelo, a quien le gusta atacar y subir mucho.

¿Se ve jugando como lateral en su selección?

Sí. Creo que mejorando varios aspectos, puedo jugar tranquilamente en la selección.

¿Está trabajando mucho el aspecto defensivo?

Muchísimo. El técnico hace mucho trabajo defensivo con la línea de cuatro.

Esta temporada ha actuado en los dos extremos, como interior, como lateral izquierdo y, en una ocasión, hasta como lateral derecho. ¿Ha mejorado mucho tácticamente?

Creo que sí. El míster me ha dicho que sólo me falta una cosa, dejar en paz a los árbitros (risas). Me dice que estoy llegando bien a los cortes y que tengo que mantener este nivel. Pellegrini está contento, pero tengo que mejorar.

¿Qué extremo ha sido el que le ha hecho pasarlo peor?

Por ahora, ninguno me ha metido mucha caña.

¿Y a cuál no le gustaría enfrentarse?

A Messi y a Cristiano. Esos sí te ponen en problemas. Pero, por otra parte, me apetece enfrentarme a ellos para comprobar realmente si soy buen o mal lateral.

Hablando de Messi y de Cristiano, Ferreira consideraba que Quincy era quien debía marcar las diferencias en el Málaga. Usted comparte vestuario con Quincy y también elogia sus condiciones. ¿Por qué no acaba de explotar?

No sé. Cuando llegó y le vimos pensamos que nos iba a solucionar muchos partidos. Lo hizo en las primeras jornadas. No sé por qué aún no ha explotado las condiciones que tiene, pero les digo una cosa: Quincy, por condiciones, podría jugar tranquilamente en el Madrid o en el Barcelona. Ha hecho cosas brutales en los entrenamientos. Cuando está bien, sobre todo mentalmente, es imparable. No sé lo que pasa, pero hacía mucho tiempo que no veía un jugador con sus condiciones.

¿Se quedaría con él la temporada que viene?

Sin ninguna duda. Si yo fuese el Málaga, intentaría negociar para que se quedase.

Del resto de fichajes, ¿quién le ha sorprendido más?

Martín Demichelis. Tiene una forma de estar en el campo que impone. Es un líder nato. Estando a su lado, sientes muchísima seguridad.

Otro que manda es Willy.

Me ha sorprendido mucho su nivel. Tiene unas condiciones fantásticas, es muy completo y no sé si es que la gente que está en el fútbol no mira en Segunda o qué pasa, pero la verdad es que es difícil de explicar que un portero como él estuviese en Segunda.

En su debut en Primera hizo siete goles. ¿Echa de menos marcar y dar asistencias?

Asistencias llevo tres o cuatro. Por suerte, todos los años siempre doy seis o siete asistencias. Quizás algún que otro gol más sí me haría falta. Pero ahora juego más retrasado y no hay que pensar en los goles, sino en no encajar. Y en dar buenos pases y buenos centros. Ahora mi función es otra.

Dos partidos con la portería a cero y dos victorias...

Es muy importante. Sobre todo para la defensa. El Málaga es el más goleado y en Primera no se pueden recibir tantos goles.

¿Cómo ve la permanencia?

La tenemos en nuestras manos. Hay que seguir en esta línea. No podemos cometer los mismos errores que ante Zaragoza y Osasuna.

¿Firmaría sacar seis puntos de los próximos nueve?

Sí. Ahora mismo. Estamos mentalizados para ello.

Muchos estarán ya rezando para que el Barça llegue a Málaga siendo campeón de Liga.

Claro que sí. Pero si hay que llegar a la última jornada teniendo que ganar para que el Málaga siga en Primera, jugaremos como si fuese el último día de nuestras vidas. Creo que no nos hará falta ese partido, pero si la hace habrá que darlo todo. Como dijo Pellegrini, el Málaga es un lujo para el fútbol y no podemos bajar. Aquí lo tenemos todo, no podemos pedir nada más.

O sea que en el último partido cambiamos el pasillo al campeón por el triunfo...

Por supuesto (risas). Si podemos hacerle el pasillo de campeones y luego nos quedamos con los tres puntos, estará muy bien. Pero ojalá no necesitemos ese último partido.