"El fútbol español hace el ridículo ante el mundo"

VILLARREAL | GARRIDO

"El fútbol español hace el ridículo ante el mundo"

"El fútbol español hace el ridículo ante el mundo"

El técnico del Villarreal criticó el parón de la jornada 30: "Decimos que somos la mejor Liga del mundo y luego hacemos el ridículo. No me parece admisible lo que pasa", agregó.

El entrenador del Villarreal, Juan Carlos Garrido, afirmó hoy que la situación que se ha producido ante la decisión de que la Liga pare el próximo fin de semana, que el fútbol español hace "el ridículo" ante todo el mundo y que la situación generada le parece vergonzosa.

La Liga acordó este paro al no haber "avances significativos" para la supresión del partido en abierto y la introducción de cambios en la ley de apuestas, decisión que ha sido recurrida por vía judicial por seis clubes, entre ellos el Villarreal.

"El fútbol español debe ir por otros caminos: las cosas tienen otras soluciones y los dirigentes tienen capacidad para solucionar este tema. Decimos que somos la mejor Liga del mundo y luego hacemos el ridículo. No me parece admisible lo que pasa", agregó.

Garrido recordó que si no se juega y a la semana siguiente al Villarreal le corresponde jugar en sábado, lo hará con sólo 48 horas de tiempo tras haber jugador el jueves ante el Twente holandés en la Liga Europa. "Debe haber coherencia, cordura y profesionalidad para buscar soluciones. Creo que las personas que dirigen el fútbol este momento deben ser coherentes y responsables entendiendo que se debe resolver el conflicto de otra manera sin ir a la huelga. El diálogo es básico", agregó.

Sobre la trayectoria de su equipo, explicó que en el mes de marzo el Villarreal ha conseguido resultados positivos que le han dado mucha fuerza, entre los que destacó la victoria ante el Athletic de Bilbao en San Mamés. "Entramos en el tramo decisivo de la temporada. Quedan nueve partidos y necesitamos ganar varios de ellos para clasificarnos para la Liga de Campeones. El equipo cree en sus posibilidades y eso es lo más importante", indicó.

Sobre el brasileño Nilmar da Silca, explicó que el jugador corría el riesgo de lesionarse y por ello decidieron que no jugara ante el Athletic. "Hablé con él y entendí que fuese con su selección para que le vieran los médicos. No sé como está, pero entiendo que cuando vuelva ya podrá entrenar con nosotros", apostilló Garrido.

También repasó la marcha del equipo en la Liga Europa y recordó que el Twente ha eliminado a uno de los grandes favoritos, el Zenit de San Petersburgo. "El primer paso es respetar al rival y luego ya creer en tus posibilidades. Esos dos factores tienen que estar equilibrados para conseguir el éxito", indicó.

"El año pasado ya dije que este club debía dar un paso más en la exigencia. Por ello, trato de convencer al equipo de que somos capaces de ganar la Liga Europa y también de clasificarnos para la Liga de Campeones. Ese es nuestro objetivo y si lo conseguimos sería un gran éxito", concluyó.