"Hay una Liga antes y otra después del Bernabéu"

sevilla - barcelona | pep guardiola

"Hay una Liga antes y otra después del Bernabéu"

"Hay una Liga antes y otra después del Bernabéu"

El técnico se ha negado a entrar en polémicas sobre las quejas de Mourinho en cuanto a los arbitrajes y el calendario y ha reconocido que será clave "ganar los cuatro próximos partidos".

Pep Guardiola ha comparecido en rueda previa al partido que mañana (21:00 ) entrentará a Sevilla y Barcelona en el Sánchez Pizjuán. El técnico azulgrana no ha querido hacer valoraciones con respecto a las quejas de Mourinho sobre cuestiones como los arbitrajes o la confección del calendario y tampoco ha opinado sobre las declaraciones de Florentino Pérez en las que ha asegurado que el portugués "hace madridismo porque defiende al Real Madrid".

Lo que sí ha reconocido es que será clave para su equipo ganar los cuatro partidos que le quedan antes de visitar el Santiago Bernabéu ante Sevilla, Getafe, Villarreal y Almería: "Para nosotros sería clave ganar esos cuatro partidos y llegar con la ventaja actual de siete puntos al partido ante el Real Madrid. Sabemos que hay una Liga hasta el partido del Bernabéu y otra después en la que también habrá que sacar los puntos para ser campeones". De esta forma ha negado también que sienta que su equipo será campeón si gana esos próximos compromisos: "está claro que cada vez queda menos. Después de esta jornada nos metemos en las últimas diez jornadas y la Liga va ya cuesta abajo. Pero antes de pensar en el Bernabéu, tenemos que sacar adelante dos salidas muy difíciles y resolver también dos partidos en casa".

Guardiola se ha limitado a un escueto "no tengo nada que comentar" cuando se le ha preguntado por la supuesta manipulación del calendario que denuncia Mourinho, y tampoco se ha quejado de que su equipo tenga que afrontar seguidas las salidas a los campos de Valencia, Sevilla, Villarreal y Real Madrid: "en agosto sale el calendario y ahí ya sabemos lo que tendremos que jugar. Es lo que hay y al final jugamos todos contra todos". Tampoco ha entrado a valorar si para su equipo sería mejor que el Real Madrid se clasificara o quedara eliminado en la Champions toda vez que es su gran rival en Liga y Copa: "El Real Madrid va a ser nuestro rival haga lo que haga ante el Lyon. En todas las competiciones nos tendremos que ganar nosotros lo que logramos porque ningún rival va a regalar nada y mucho menos el Real Madrid".

"En Sevilla, mis peores minutos como entrenador"

Después de ganar en Valencia, el Barcelona afronta su segunda gran prueba consecutiva a domicilio en Sevilla. Para Guardiola el problema no va a estar en ningún caso en mentalizar al equipo tras el éxito en Champions ante el Arsenal: "El equipo se ha recuperado perfectamente y por cómo han entrenado estos días no creo que se hayan relajado. Si algo tiene este equipo es que no se relaja. A partir de ahí puede ser que hagamos un mal partido y perdamos o que el rival sea mejor que nosotros y nos gane. Desde luego que ante un rival como el Sevilla o te lo tomas bien o no ganas. Siempre hay que saber adaptarse a jugar después de Champions pero ahora tenemos que pensar en el campeonato. Nos queda jugar en campos muy difíciles pero también quedarán después partidos ante rivales que se jugarán el descenso y serán muy peligrosos. Lo aprendimos el año pasado en el Camp Nou contra el Tenerife y el Xerez".

Sobre su rival, el técnico no toma como referencia su derrota en la ida de la Supercopa porque el Sevilla tenía otro entrenador y se jugó en un estadio muy tempranero de la temporada. Por eso prefiere acordarse del partido de la primera vuelta sin olvidar el del año pasado cuando su equipo pudo perder la Liga tras colocarse 0-3 y ver cómo el Sevilla marcaba dos goles y presionaba en busca del empate hasta el pitido final: "En ese campo pasé mis peores veinte minutos como entrenador . Ponerte 0-3 y casi perder después una Liga en la que ibas a sacar más de 90 puntos... Eso demuestra de lo que es capaz el Sevilla".

Porque a la hora de valorar a su rival, todo son halagos y prudencia a pesar de que en Liga se le ha dado muy bien el Pizjuán como entrenador: "Es uno de los campos más complicados ante un rival de mucha entidad que es un clásico, lleva muchos años arriba, ha ganado títulos y tiene grandes jugadores, un estilo de juego definido y una gran afición a la que admiran los equipos rivales. No está Luis Fabiano, al que deseo suerte a partir de ahora, pero tienen a Negredo en una gran forma, a Perotti y Navas recuperados... tienen gente muy buena arriba que aguanta el balón, juegan con extremos puros, tienen más continuidad en el toque con Rakitic...".

"Me quedo con haber hecho disfrutar a la gente"

Guardiola cumple 1000 días como entrenador y ha asegurado que lo que más valora de esta exitosa etapa no son tanto los títulos o las victoria como el hecho de "haber hecho pasar buenos ratos a la gente". Su objetivo ahora es dar en Sevilla otra alegría al barcelonismo. Y para ello ha asegurado que mantendrán su estilo y ha negado cualquier preocupación por la falta de efectividad del equipo en los últimos partidos ante Zaragoza o Arsenal: "Vamos a seguir haciendo nuestro juego para crear ocasiones. Tenemos a gente con gol lo que pasa es que unos días no entran y otros entra todo haciendo menos llegadas. Tenemos que aprender de situaciones como la última ocasión del Arsenal el pasado martes. Pudimos quedar eliminados después de haber hecho tantas cosas como habíamos hecho. Eso nos tiene que servir para el futuro".

Además se ha referido a la baja de Puyol y no ha querido poner plazos a la vuelta del central: "Desde que se lesionó sabíamos que era un problema grave, una lesión importante. Él ha cumplido los plazos y trabajó para estar ante el Arsenal pero a última hora volvió a notar molestias. Esperamos recuperarle en un tiempo prudencial y ya veremos cómo está la semana que viene. Hoy por ejemplo se sentía mucho mejor pero veremos en qué momento está listo para volver con la exigencia de la competición". También se ha referido a habituales suplentes que lo han hecho francamente bien en los últimos partidos como Adriano o Mascherano: "por calidad y actitud, yo sé que todos merecen jugar y todos me lo ponen muy difícil para hacer las alineaciones". El lateral brasileño falló en la jugada que pudo costar la eliminación ante el Arsenal si Mascherano no hubiera evitado el remate de Bendtner: "Esas cosas suceden y si te fijas en la jugada no fue todo culpa suya. Abidal lo dio un pase que no le tendría que haber dado cuando estaba muy presionado". También se ha mostrado muy contento con Afellay: "tiene que tener paciencia porque ha llegado a mitad de temporada y a un equipo que tiene muchas posiciones muy definidas. Estoy encantado con él".

Mensaje de ánimo a Japón

La rueda de prensa también ha tenido espacio para temas menos relaciones con el Barcelona o con el propio mundo del deporte. Cuando se le ha preguntado sobre un jugador que ha reconocido su condición de homosexual en el fútbol sueco, Guardiola ha confiado en que la Liga española sabría estar por encima de una circunstancia así: "La tendencia sexual es algo que cada persona debe vivir con total libertad. Creo que en esté país esa es una cuestión que ya está superada".

Por último ha querido enviar un mensaje a Japón tras la terrible catástrofe natural que vive el país asiático: "La institución ya hizo un comunicado que yo apoyo como cabeza visible de la plantilla. Es una desgracia y queremos estar al lado de las víctimas y sus familiares. La tierra es devastadora cuando se comporta así. Esperamos que Japón pueda resurgir, que el país se levante. Les envío todo el cariño y el afecto y espero que podamos ir allí y estar con la gente cuando vayamos a Asia en pretemporada".