Temas del día

Barcelona ironiza con las quejas de Mourinho

Liga BBVA | Reaccones a las quejas de Mourinho

Barcelona ironiza con las quejas de Mourinho

Barcelona ironiza con las quejas de Mourinho

jesús aguilera

¿Cuál será la próxima? Esta es la pregunta que se hacen los culés

Como les pasa a los niños con el tren de la bruja, Mourinho, a base de repetirse ha dejado de dar miedo en Barcelona para empezar a ser un personaje sobre el que se puede ironizar, algo impensable hace sólo nueve meses, cuando su estrategia mediática al frente del Inter de Milán acabó por desquiciar al equipo blaugrana en las semifinales de la Champions. A fuerza de quejarse por todo, Mourinho provoca más curiosidad que indignación. La pregunta en Barcelona es: "¿Cuál será su próxima queja?".

La versión desde la óptica culé es: "Ya se ha quejado de jugar antes, de jugar después, de las alineaciones de los rivales del Barça, de los delanteros centros, de los cuartos árbitros, de las ventajas del calendario de la liga francesa respecto a la española, de los insultos de las aficiones rivales, de que sus jugadores no están preparados mentalmente para jugar dos veces a la semana, del césped, de Valdano, de que no le dejan entrenar a Portugal a tiempo parcial, de sus suplentes, de que no le fichan lo que quiere, de que el Barça juega contra diez más a menudo que el Madrid, y ahora ha llegado el turno a los días de descanso de uno y otro equipo. Quedan 13 jornadas por delante y desde el Barça, un destacado miembro del consejo directivo se preguntaba ayer cuánto arsenal le queda al técnico en su archivo de quejas. La consigna ante este alud es una: ni caso.

Reacción. Sandro Rosell, en el curso de una conferencia de prensa en la que presentaba un acuerdo con el equipo de rugby francés de la USAP de Perpinyà tiró de ironía para responder al último pliego de cargos presentado por el entrenador del Real Madrid. "Cuando toca, tenemos que jugar. Me consta que los jugadores de rugby, los de hockey, los de balonmano y los de la NBA juegan cada tres días y no pasa nada, como hacemos los de fútbol", dijo el presidente del Barcelona para añadir que su entrenador, Pep Guardiola, nunca le ha hecho observaciones en este sentido. "Guardiola no se queja nunca", concluyó.

Dentro del vestuario barcelonista, la idea es más o menos la misma. Dani Alves resumía ayer la filosofía del grupo en torno a las quejas de los colegiados de la siguiente manera: "Mourinho es un tipo inteligente que utiliza sus armas. No es cuestión de ponerse a polemizar con él, porque luego me llama Einstein, pero creo que quiere atraer toda la presión sobre él y liberar a sus jugadores. En el Barça tenemos claro que las quejas no sirven. Si perdemos es porque el rival es mejor y no por el calendario. No creo que los que ponen el calendario se fijen a quién benefician. Nosotros no pintamos nada y cuando nos dicen la hora, vamos y jugamos". Nadie entra al trapo de la comparación. No se le tiene en cuenta.

Por su parte, la prensa de la Ciudad Condal respondió ayer con un estudio de los días de descanso que afectan a uno y otro equipo a lo largo de la temporada. A los números de Mourinho que ayer publicaba AS, Sport, TV3, Mundo Deportivo y Ona FM respondían con sendos estudios en los que demostraban que el equipo de Guardiola sólo ha descansado un día más que el Madrid en lo que va de temporada y destacando la casualidad de que en los últimos cuatro años se ha disputado el segundo Clásico en el Santiago Bernabéu y que en el de esta temporada, el Madrid tuvo un día más para prepararlo.