Cornellà decide si hay vida para el Madrid

Liga BBVA | Espanyol - Real Madrid

Cornellà decide si hay vida para el Madrid

Cornellà decide si hay vida para el Madrid

rodolfo molina

Vuelve Pepe. Y Mou no resuelve la duda de Adebayor o Benzema.

En lo que Mourinho tardaba en llegar a Saint- Étienne, gesto interpretable como de rendición anticipada, se descubrió que el Barça no es inmortal, que al Madrid aún le incumbe esta Liga, que el Sporting con los titulares es mejor que sin ellos y que Preciado no es tan amigo de Guardiola como sospechaba el portugués. Así que el de Cornellà se ha convertido en partido mayúsculo, porque el Madrid vuelve a ver el dorsal culé. Hoy puede quedar a tiro de cinco puntos. Es lo que tiene el fútbol, que puede coger desprevenido a cualquiera aunque se vista de espía.

En el Madrid vuelve Pepe, buena noticia. "Con él se presiona más, se crea más peligro, se recupera mejor", dice Mourinho. Quizá también crezca el PIB y se desplome la prima de riesgo de España si le renuevan, pero el Madrid necesitará algo más para seguir con vida. Kaká apunta otra vez al banquillo y Adebayor y Benzema no caben a la vez en el once. Ganará el togolés si Mou echa cuentas. Marca un gol por hora, velocidad del sonido en el fútbol, y Benzema (un tanto cada 149 minutos) es uno de los 13 afectados por el virus FIFA, que deja bajas las defensas.

La mudanza a Cornellà le ha ido bien al Espanyol. Este curso ha sumado 24 de 30 puntos posibles y ha enganchado a 35.000 abonados. Hoy llenará sin la ayuda de los madridistas, porque sólo se han puesto a la venta 3.000 entradas. La casa del Espanyol ha perdido mucha blancura de Sarriá a nuestros días. Y más desde la bronca Mou-Pochettino.

Contra el Madrid se levantará un monumento a la cantera. La propia y la ajena. De 27 blanquiazules utilizados esta temporada, 14 se criaron en casa, pero el frente de ataque tuvo formación madridista (Luis García y Callejón, que suman once goles) y culé (Verdú y Sergio García). No será, en cualquier caso, el mejor Espanyol posible. Víctor y Dídac se marcharon a Italia (también la cantera hace cartera) y están rotos Osvaldo, De la Peña y David García. El resultado, dos derrotas consecutivas.

El duelo llega tras una cumbre sobre el maltrato y los peligros del oficio para averiguar a quién le pegan más y con peor intención. La cosa andaba entre Cristiano y Messi, pero ha acabado ganando Callejón. Hoy se moverá poco la estadística porque pita Mateu Lahoz, que a ratos se traga el silbato. Eso le va a Mourinho y no levanta demasiadas quejas en Pochettino. Al menos el día antes.