Adebayor, plan B en un Reyno agitado

Liga BBVA | Osasuna - Real Madrid

Adebayor, plan B en un Reyno agitado

Adebayor, plan B en un Reyno agitado

chema díaz

Viajó y puede tener minutos. Marcó en sus estrenos en la Premier

Adebayor, Baby Kanu de juvenil (por anatomía, analogía de juego y raíces nigerianas), metió un gol 21 minutos después de ponerse por primera vez la camiseta del Arsenal y tan sólo tres después de estrenar la del City. Marcó en campos de equipos modestos pero fornidos y orgullosos (Birmingham y Blackburn) como Osasuna. Por ahí, y por el empeño tan poco diplomático que ha puesto en traerlo, se explica la incontinencia de Mourinho por tenerle hoy.

Adebayor jugó su último partido el 1 de diciembre, 19 minutos ante un Salzburgo ya vencido, y con el Madrid sólo se entrenó ayer. Empezará en el banquillo, pues, pero servirá como relevo y amenaza para Benzema, del que por fin hay buenas noticias: con dos goles suyos ha ganado los dos últimos partidos un Madrid de rebajas (cuatro tantos en sus últimos cuatro choques).

A siete puntos del Barça cuando comience el duelo, Mourinho no puede guardarse nada. Una gripe dejó en Madrid a Marcelo, lo que conduce a la defensa de la Copa: Ramos en la derecha, Albiol como pareja de Carvalho y Arbeloa a banda cambiada. Ahí ha parado este mes a Reyes y Navas, lo que prueba que tiene dos pies de quite. Por delante, los habituales. Vuelve Di María, al que la generosidad ha dejado sin piernas, y no se lo perderá el tocado Xabi Alonso, sin relevo y, por tanto, sin descanso.

El Madrid agranda mucho a Osasuna, pese a que parece haber perdido ese espíritu tribal que tan lejos le ha llevado. Aparecen pintadas contra Camacho e Izco, se desliza la llegada de Mendilibar, la hinchada discute la venta de Juanfran (suavizada con las incorporaciones de Cejudo y Coro), el equipo ha sumado sólo tres de los últimos 24 puntos y roza el descenso y la Copa de Asia le ha dejado sin Masoud ni Nekounam, lesionados.

"Estamos hablando de todo menos del partido, que es lo que nos da de comer", advirtió Flaño. Y en ese partido se espera un Camacho valiente, con Coro, Pandiani, Camuñas y Aranda en el campo y el público inflamable de siempre (faltan 2.000 entradas por venderse). Osasuna sabe que la necesidad aprieta a los dos, pero el Reyno de Navarra sólo al Madrid. A Mourinho le va esa marcha.