"Llevo tiempo esperando este partido con ilusión"

Liga Adelante | Celta

"Llevo tiempo esperando este partido con ilusión"

"Llevo tiempo esperando este partido con ilusión"

lalo r. villar

De Lucas se enfrentará el próximo sábado a su ex equipo

El próximo encuentro de Liga no será uno más para Quique de Lucas. El catalán se enfrenta al que hasta hace unos meses era su equipo y lo afronta con gran ilusión: "Es un partido muy especial para mí. Lo primero que hice cuando salió el calendario fue ver cuándo jugábamos en Cartagena para poder ver de nuevo a los amigos y a la afición. Volveré a una ciudad en la que me sentí muy querido y de la que guardo un grato recuerdo. He hablado con mis ex compañeros, llevo mucho tiempo esperando este partido. Vamos a cerrar cuentas pendientes con algunos (risas). Estoy ilusionado porque después de un año entrenándome con ellos, ahora toca saber quién es el mejor".

El mediapunta era un ídolo en Cartagonova y está deseando volver a su antigua casa: "Espero un buen recibimiento el sábado. Yo allí tengo muchos amigos, no solo de la plantilla, sino gente de la calle que me manda mensajes cada semana felicitándome por el año que estamos haciendo. Ellos están contentos por mí y yo lo estoy por ellos, porque creo que el equipo se está consolidando en una categoría muy difícil. Mi deseo es que Celta y Cartagena asciendan de forma directa".

Respetuoso.

De Lucas, que ha marcado en los dos últimos partidos, desveló qué hará si vuelve a anotar ante su ex equipo: "Si marco lo celebraré con mis compañeros, pero intentaré no faltarle el respeto a nadie. Todo el mundo debe entender que celebre el triunfo".

"El nuevo formato es ridículo"

Quique de Lucas criticó sin paliativos el cambio de formato que ha introducido la Liga de Fútbol Profesional para ascender a Primera: "El hecho de que los equipos de arriba tengan tantos puntos quizá sea producto del propio formato. Al haber seis plazas en juego, los equipos se ven en la obligación de ganar. No sé si con el formato antiguo habría ese número de puntos. Ahora hay equipos que están luchando por el descenso que si ganan dos partidos se meten en playoff. Lo que sí es cierto es que el formato no es muy realista. Que el octavo pueda optar a jugar una fase de ascenso es ridículo, no tiene ningún sentido, porque no se premia al equipo más regular. Un filial desvirtúa la competición, así que imagínate dos".