Kaká apunta al once ante un Almería crecido

Liga BBVA | Almería - Real Madrid

Kaká apunta al once ante un Almería crecido

Kaká apunta al once ante un Almería crecido

jesús aguilera

Özil, con molestias, no se entrenó ayer. La Copa anima al anfitrión

Antes del habitual comentario sobre las declaraciones de Mourinho (el partido siempre empieza en él), me pregunto si el Real Madrid acusará algún día el cansancio. Lo deslizo porque el esfuerzo de la Copa vino precedido del desgaste del Villarreal y batallas tan intensas suelen dejar secuelas, físicas o psicológicas, cuando no de los dos tipos. De momento, sólo Di María termina los partidos como Filípides y su extenuación se debe a que el chico no corre, huye.

Si destaco el asunto es porque advierto que el Madrid tumba a los enemigos con una combinación de talento y poderío físico que es reflejo natural de las características de Cristiano. No es casualidad, por tanto, que sea en la última media hora cuando el equipo establece su absoluta supremacía.

Almería será un buen lugar para seguir midiendo la capacidad física (y psíquica) del Madrid. Por alguna razón que quizá tenga que ver con la pista de atletismo que lo circunda, los partidos de ese estadio hay que correrlos mucho, además de jugarlos bastante.

La ventaja del visitante es que su anfitrión se encuentra, físicamente, en circunstancias parecidas. Su victoria del miércoles ante el Deportivo (1-0) le exigió al máximo y el próximo miércoles, en Riazor, será de nuevo exigido. Entre esa cita histórica (el Almería juega por vez primera los cuartos de Copa) y la tentación de arañar al Madrid se debate Oltra, que recuperará en Liga a Diego Alves y Crusat.

Llegados al Madrid, Mourinho nos mostró el camino. Nos dijo que Kaká podría ser titular si no se restablece Özil (no se entrenó ayer), disimuló sobre la ausencia de Lass de la lista (pinta mal) y le echó un cable a Morata, al tiempo que estrangulaba con otro a Benzema ("le falta la mentalidad del jugador que quiere marcar"). Y aunque esto no lo mencionó, no descarta también una rotación en el medio campo en la que dé entrada a Granero.

Se esperan más espectadores que en la Copa (3.347, ni uno más), una temperatura primaveral (20º) y a unos delanteros del Almería deseosos de participar en ese casting de nueves que ha abierto el Madrid (ojo con Uche). Será un bonito partido, por tanto.