La victoria del Oporto le mantiene a salvo del Benfica

PORTUGAL

La victoria del Oporto le mantiene a salvo del Benfica

Oporto hizo un muy eficaz partido en casa y destrozó al Naval ante los aficionados del estadio del Dragón.

Oporto sigue invicto y encabeza en solitario la liga portuguesa de fútbol tras una fácil victoria ante el Naval por 3-1 que le permite mantener la distancia con Benfica, triunfador también ante Académica por 0-1.

Sólo un penalti en el minuto 88, por una falta del uruguayo Jorge Fucile, confundió al guardameta brasileño Helton, y permitió que los visitantes, en último lugar de la tabla, se llevaran un tanto de consolación.

Por el equipo del norte abrió el marcador el colombiano Radamel Falcao, que lleva ya ocho goles en 14 partidos como titular, y anotó en el minuto 44, tras un pase de Varela.

Apenas un minuto después, en pleno desconcierto del Naval, una agresiva jugada de Falcao y Hulk culminó con otro balón en la red disparado ya dentro del área por el ariete brasileño, que realizó además el tercer tanto para el Oporto en el minuto 53.

El Oporto fue dueño del campo y su eficaz defensa, con Fucile y el argentino Nicolás Otamendi, apenas fue puesta a prueba.

Benfica, por su parte, no lo tuvo tan fácil ante Académica y fuera de casa para lograr su sexta victoria consecutiva del campeonato.

Con un primer gol del argentino Javier Saviola, tras un tiro libre del paraguayo Oscar Cardozo al minuto 19, la máquina suramericana del Benfica dominó el encuentro, pero no logró concretar las jugadas en el área contraria.

Los argentinos Nicolás Gaitán y Eduardo Salvio, faltos de su compatriota Pablo Aimar, que no fue reclamado del banquillo hasta el minuto 66, firmaron varias ofensivas peligrosas, pero sin llegar a rebasar la puerta del Académica.

El rival del Benfica aguantó la presión pese a que en el minuto 36 vio a su jugador senegalés Pape Sow expulsado tras dar una patada en el rostro a Cardozo.

Varias arrancadas de Salvio y más de un remate del paraguayo no lograron tampoco ampliar el triunfo del equipo lisboeta que va a sufrir para mantener el título de campeón si no empieza a acortar distancias con Oporto.

El Sporting de Lisboa cayó el sábado en su casa 2-3 ante el Pacos Ferreira y el presidente de los leones, José Eduardo Bettencourt, presentó poco después la dimisión.

Tras los intensos abucheos de los aficionados en el estadio de Alvalade, Bettencourt hizo una breve declaración en la que consideró su renuncia "lo mejor para la vida del club", cuya asamblea general debe abrir en los próximos días el proceso para elegir a su sucesor.