Don Pedro no se relaja jamás

Liga BBVA | Barcelona 2 - Levante 1

Don Pedro no se relaja jamás

Don Pedro no se relaja jamás

El canario resuelve con dos goles a pase de Alves un partido complicado ante el Levante.

Cuando llega el primer partido del año y pesa la inactividad, cuesta recuperar esas sensaciones de antaño, juegas ante un equipo que nada tiene que perder y que se cierra a cal y canto en su área, ponga a un Pedro en su vida. Porque el canario nunca falla. Pedro levantó al Barça en el primer partido del año y demostró que para él no hay relajación posible. Marcó dos goles el día más complicado volviendo a reivindicar que más que un jugador, es el símbolo de una manera de entender el fútbol. Agarrados al ejemplo de Pedro, este Barça no se relaja nunca.

Y eso que el Levante se plantó en el Camp Nou resabiado. A toda costa querían evitar un correctivo como el que le infligió el Madrid en la Copa en el último partido del año por un contundente 8-0. Para ello, no se avergonzó Luis García de disponer una defensa abigarrada. Hasta nueve jugadores de campo se apelotonaban en una franja de 20 metros ante Reina.

Durante la primera parte, el Barça no encontró manera de abrir esa lata. Todos los pasillos interiores estaban cerrados por los mediocentros del Levante. Sólo Iniesta parecía arrojar algo de luz en un Barça muy espeso que tenía la posesión de la bola de manera casi pornográfica.

El Levante fió su suerte a salir a la contra y en una jugada en la primera parte, Juanlu porfió con Abidal, quien aparentemente le robó la bola con limpieza, aunque algunos reclamaron penalti cuando el jugador del Levante ya no podía disputar el balón.

En la segunda parte el ímpetu de Alves y la disposición de Pedro limpiaron el camino del Barça en el primer minuto marcando un gol que cambiaba absolutamente el rumbo del partido. Con el 1-0, el Barça jugó a favor de obra y tras una nueva jugada de Alves, Pedro sentenció el partido con un gran remate que hizo inútil el golazo de Stuani en la recta final.

El detalle. Homenaje a Xavi y Migueli

Era un día grande ayer en el Camp Nou. Xavi lograba igualar en partidos oficiales al gran Migueli con 549. Migueli, acompañado de su hijo Samuel, realizó el saque de honor del partido. Xavi, al final del encuentro, también tuvo su homenaje.