Kaká vuelve a la lista y Míchel planea batalla

Liga BBVA | Getafe - Real Madrid

Kaká vuelve a la lista y Míchel planea batalla

Kaká vuelve a la lista y Míchel planea batalla

jesús aguilera

Ramos y Albiol, centrales del Madrid. Boateng, la duda del Getafe.

El regreso de Kaká, hoy mismo, divide al madridismo en creyentes, agnósticos y ateos. Es decir, entre quienes confían en su resurrección deportiva, se abstienen o la niegan. No deja de resultar curioso que un personaje que hace bandera de sus sentimientos religiosos provoque semejante concurso de fe.

El propio jugador mostró ayer su entusiasmo en Twitter, esa red social que conecta a estrellas y pueblo llano. Y lo hizo entre glorias y aleluyas, casi como si cantara un gospel: "Cuando Dios está al control, solamente tenemos que hacer nuestra parte, oh Señor". Ante tal reverencia hacia el Supremo, la única duda es si Mourinho se sentirá puenteado.

Ironías aparte, la vuelta de Kaká (se espera que juegue unos minutos) es la novedad que compensa las malas noticias: Higuaín tendrá que ser operado. Lo aseguró Mourinho en conferencia de prensa, con reproche incluido hacia quienes alimentaron esperanzas de curación contemplativa.

Iniciado el año, la cuestión se plantea así: Benzema se queda sin excusas y Kaká sin coartadas. Conocida la enorme altura que Cristiano le da al equipo, ellos serán los encargados de ponerle el techo.

La prueba de hoy será considerable. Por un lado, el Getafe, equipo con orgullo y personalidad que suma ocho partidos sin perder (seis triunfos). Por otra parte, Míchel, entrenador que parece más templado y sabio cada día que pasa. Eso sin mencionar su condición de madridista militante y carne de banquillo blanco, quién sabe si después de Mourinho. Por no hablar del estadio, territorio comanche para el Madrid (dos victorias, tres derrotas).

Novedades.

Por lo que se refiere a los equipos, novedades. Las bajas de Carvalho y Pepe por sanción darán paso a Ramos y Albiol como centrales. Arbeloa jugará en el lateral diestro.

En el Getafe la incertidumbre (y gorda) es la alineación de Boateng, con gripe. Casquero podría ser la solución. Cata jugará con el tabique nasal recién soldado y si no hay peligro de recaída es porque no existe quien le toque las narices.

Es un partido de alto rango. Para el Madrid, una salida de las que señalan a un futuro campeón. Para el Getafe no es eso. Pero casi.