Kanouté pone fin a la mala racha en Liga del Sevilla

LIGA BBVA | SEVILLA 1 - OSASUNA 0

Kanouté pone fin a la mala racha en Liga del Sevilla

Kanouté pone fin a la mala racha en Liga del Sevilla

Manu Gómez

Navas regresó como titular. Recibió una atronadora ovación cuando fue sustituido. Un pase suyo a saque de una falta propició el único tanto del partido, anotado por Kanouté.

El malí Frederic Kanouté ha puesto fin a la mala racha del Sevilla en la Liga -donde llevaba cinco derrotas, tres en su feudo y dos a domicilio- con una victoria (1-0) ante un Atlético Osasuna con un gran despliegue físico pero totalmente inocuo. Porque el gol de Kanouté, el sexto en lo que va de Liga, ha supuesto un "balón" de oxígeno en las opciones del Sevilla para reducir la desventaja con los equipos que anteceden y copan los puestos de privilegio (Liga de Campeones).

El Sevilla pudo encarrilar pronto el partido, con una salida fulgurante, con ocasiones de Álvaro Negredo, en el primer minuto, con rechace de Ricardo con un pie, y en el siguiente minuto, tras una incursión y centro de Jesús Navas que el ariete madrileño no supo plasmar ante el guardameta del conjunto navarro. Una jugada desafortunada a punto estuvo de costarle a Osasuna el primer gol, a los nueve minutos, en una deficiente cesión de Juanfran a su portero, ya que el balón quedó a merced de Capel, pero el almeriense, tras avanzar algunos metros, no supo sacar provecho y mandó el esférico al lateral de la portería del adversario.

Tan solo en una ocasión llegó Osasuna con peligro al área sevillista, en el minuto 17, pero Palop estuvo atento para despejar el remate de Juanfran. Tras una nueva ocasión de Negredo, a centro de Navas, tuvo que ser Kanouté el que pusiera a su equipo por delante en el marcador, tras una falta, que el malí remató de cabeza para lograr su sexto gol en Liga.

Luego, en el segundo tiempo, el Sevilla salió más conservador, quizás porque Navas no pudo mantener su ritmo y tampoco Kanouté. Por ello, el juego del equipo que dirige Gregorio Manzano ya no tuvo la "chispa" que exhibió en parte del primer periodo. Osasuna, con los cambios efectuados por Camacho, fue creyendo en sus posibilidades y pudo hacer la igualada en el minuto 76, en una incursión de Aranda que Kike Sola no supo culminar, a poco más de dos metros de Palop.

También tuvo Jesús Navas, a los 86 minutos, una buena ocasión, en un lanzamiento raso, que pasó junto a la cepa del poste derecho de Ricardo. Al final, trabajada victoria del equipo de Gregorio Manzano ante un Osasuna que aún no se ha estrenado con victoria como visitante, ya que tan solo ha obtenido dos empates y siete derrotas a domicilio.