Un Real Madrid herido contra un Valencia feliz

Liga BBVA | Real Madrid - Valencia

Un Real Madrid herido contra un Valencia feliz

Un Real Madrid herido contra un Valencia feliz

dani sánchez

Cristiano jugará aunque sólo se entrenó ayer. Joaquín, muy fino

Este momento, encajado entre la goleada del Barça y la visita del Valencia, sería bueno para que el Madrid hiciera ajustes en su manera de relacionarse con el mundo. Y no hablo de los principios tradicionales del club, que reposan en cámara acorazada. Me refiero al tono con el que se ha comenzado la temporada y que, cumplidos tres meses de competición, ha pasado de parecer rentable a salir muy caro. No hay más que hacer recuento de las sanciones federativas, nacionales o continentales, o advertir el estado de vigilancia, casi policial, al que ha quedado sometido el club, seguramente por deméritos propios.

Si el Madrid estrena un nuevo estilo, más amable, habrá sacado provecho de la manita. Si la humildad que impone la derrota se contagia a la gestualidad de equipo y entrenador, el Madrid habrá ganado mucho tras perder bastante. La Navidad, además, suele favorecer estos procesos transformadores.

Mourinho, por ahora, ha rebajado la acidez de sus conferencias de prensa. En cierto modo, ha mutado de fiscal a víctima. Quizá entienda la necesidad de un cambio personal o tal vez sea el calendario quien le aconseje prudencia: Valencia, Romareda, Sevilla, Coliséum, Villarreal

Lesionado Higuaín, la capacidad del Madrid para salir bien parado dependerá, en buena medida, de Benzema, si es que juega. El francés ha pasado de tener oportunidades a agotarlas. Hoy cuenta con una que le mide talento y personalidad. Aunque habrá más jugadores con seguimiento especial. Cristiano, recuperado de un golpe en el tobillo derecho, será titular aunque sólo ayer se entrenó con el grupo. Arbeloa y Albiol cubrirán las bajas por sanción de Ramos y Carvalho. En las horas previas sólo queda una duda: Khedira o Lass.

El Valencia, por su parte, accede al partido sin nubes sobre su cabeza. Viene de ganar al Almería y en Champions le marcó seis goles al Bursasport, partidos en los que Soldado sumó cuatro tantos. Sobre él también recae uno de los focos del morbo, y reservaremos otro para Joaquín, renacido a los 29 años y siempre fino en el Bernabéu. Sin olvidarnos de Mata.

Guaita seguirá siendo el portero titular (imbatido en los dos últimos encuentros) y las bajas de Topal, Navarro o Mathieu no aminoran la talla del partido. Será grande.