"El fútbol femenino necesita unirse a la Federación, no separarse más"

Foro Ferrándiz-AS | El fútbol femenino a debate

"El fútbol femenino necesita unirse a la Federación, no separarse más"

"El fútbol femenino necesita unirse a la Federación, no separarse más"

fotos: macario muñoz

Tres puntos de vista para analizar el presente del fútbol femenino: una jugadora, una abogada y una presidenta. Y una coincidencia: la Federación Española debe prestar más atención al fútbol de mujeres, hasta ahora ninguneado. Críticas duras, críticas constructivas y una esperanza: que el fútbol de féminas ocupe el lugar que le corresponde.

Entrenan tanto como los chicos, juegan tan bien como ellos y ganan muchísimo menos". Fue una descripción, pero podría ser un lema. El fútbol femenino llegó al Foro Ferrándiz para explicar por qué se siente discriminado, especialmente cuando se compara con el masculino. Para argumentarlo, tres invitadas: María José López, abogada y presidenta del Cáceres y de la Asociación de Clubes, Lola Romero, presidenta del Atlético de Madrid Féminas, y Natalia Pablos, capitana del Rayo.

Aunque a continuación se detallarán las razones de cada cual, la conclusión esencial es que la Federación Española de Fútbol, encargada de amparar el fútbol femenino, lo ignora por completo. Ni le concede voz en los órganos de gobierno ni le incluye, por ejemplo, en los actos del Centenario. Si bien existe un Comité dedicado al fútbol femenino, en la práctica no hay representación efectiva ni capacidad de interlocución para las 23.485 mujeres con licencia, un 4% en relación a las licencias de los hombres (749.089).

El ninguneo llega al punto de que la mejor futbolista española del momento, Laura del Río, que militó esta temporada en el Boston Breakers (millón y medio de licencias en Estados Unidos), no ha jugado los últimos partidos con la Selección, clasificatorios para el Mundial. El motivo es que la Federación, representada en este caso por el seleccionador Nacho Quereda (22 años en el cargo, como Villar), no está dispuesta a pagar su avión o, llegado el momento, la convoca fuera de plazo (con cinco días de antelación, cuando la FIFA dicta 15). El resultado es que España no estará en Alemania 2011.

La vallecana Natalia Pablos, delantera letal, también lo fue en su exposición: "La Federación no hace absolutamente nada por el fútbol femenino. La prueba es que a las jugadoras no las compensa laboralmente jugar con la Selección. Ni nos ayudan ni nos toman en serio. ¿Por qué Laura del Río no está en la Selección? ¿Por qué en España un árbitro cobra menos por pitar un partido de mujeres y estos, además, no influyen en su calificación? ¿Por qué hay jugadoras que todavía deben recorrerse medio país en coches particulares?".

María José López insistió en la idea: "La Federación es un lastre para el fútbol femenino. Nos encontramos ante una discriminación de derecho que impide nuestro desarrollo. Legalmente, los contratos profesionales femeninos no están contemplados y no tenemos ingresos de las quinielas, y los necesitamos tanto como el fútbol masculino. Lo único que pedimos es diálogo y un marco de actuación, pero reunirse con la Federación es más difícil que hacerlo con el Secretario General de Naciones Unidas".

Unidos.

Lola Romero mantuvo la crítica, aunque tendió la mano. "Lo que necesitamos es unirnos a la Federación, no separarnos más. No podemos luchar contra Goliat. Mi trabajo es ir de la mano con la Federación, pero deben apoyar a los clubes y dirigirse a nosotras. Si piensan que nos equivocamos con la profesionalización, que lo digan, que haya debates, como en el tenis".

"Yo no pretendo que seamos un reflejo del fútbol masculino. Sólo estamos buscando un reconocimiento que se corresponda a nuestra importancia, sólo queremos que se tomen el fútbol femenino más en serio. Yo no digo que se malgaste el dinero de la Federación, pero es una evidencia que no llega a nuestros clubes. Como tampoco llega ninguna felicitación por los éxitos conseguidos".

María José López introdujo el problema social: "Si un niño quiere ser futbolista se le anima para que sea como Messi. Si lo desea una niña se la recomienda que estudie medicina. Esa actitud, provocada por la falta de perspectivas de futuro, frustra muchas vocaciones".

Lola Romero aprovechó la presencia de alumnos del colegio Joyfe para interactuar con ellos: "Chicas, ¿a que os gustaría jugar más al fútbol? Y chicos, ¿por qué nos las dejáis, por qué son malas? Pues enseñadlas porque otras veces os enseñarán ellas a vosotros".

Natalia Pablos, una de las estrellas de ese Rayo que puso contra las cuerdas al Arsenal en Champions, contó sus vivencias como jugadora de primer nivel: "Los ingresos que recibo no me permiten labrarme un porvenir, pero mi ilusión desde que tenía tres años era jugar al fútbol y llegar lo más lejos posible. Nosotras hacemos lo mismo que los chicos, pero necesitamos más apoyos y el respaldo de los medios".

TVE.

En este sentido, una de las grandes esperanzas del fútbol femenino está en la televisión. Por un mandato del Congreso, TVE ofrecerá cada fin de semana, por Teledeporte, un partido de la Superliga (23 clubes no siempre bien avenidos). "Si añadimos a eso la nueva legislación que potenciará el empleo femenino, tendremos mejores argumentos para atraer a los patrocinadores".

Y, entre reivindicaciones y desvelos, el sueño de que el Real Madrid, algún día, decida crear un equipo femenino que potencie la competición. "Al tratarse de un club de fútbol bastaría con que los socios lo pidieran con sus firmas..." Lo dijo Lola Romero, una atlética que echa de menos al gran rival.