Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

El Valencia alcanza los octavos dándose un festín

LIGA DE CAMPEONES | VALENCIA 6 - BURSASPOR 1

El Valencia alcanza los octavos dándose un festín

El Valencia alcanza los octavos dándose un festín

Festival de los de Unai Emery, que en el minuto 40 ganaban ya 4-0. Mata, Soldado (2), Aduriz, Joaquín y Chori Domínguez, los goleadores. Es la mayor goleada del Valencia en Champions League. Ahora se jugarán el primer puesto en Manchester ante el United.

El Valencia selló su pase a octavos de final de la Champions League dándose un festín de goles y de buen juego ante el Bursaspor. Los de Emery no dieron opción al equipo otomano y lograron su mayor goleada en Liga de Campeones en un partido donde marcaron todos los de arriba. Soldado, por partida doble, Aduriz, Mata, Joaquín y el Chori destrozaron al colista del grupo. El Bursaspor sólo pudo marcar su primer tanto en esta competición (Batalla). Con esta victoria el conjunto che se asegura un puesto en los octavos de final junto al United, que logró el triunfo a última hora en Ibrox Park. Ahora el Valencia visitará Manchester para dilucidar el primer puesto del grupo C.

Jugarse el pase en Old Trafford no es plato de buen gusto para nadie y Emery desarmó a la 'cenicienta' del grupo con toda la pólvora. Volvió a apelar a la dupla Aduriz-Soldado y recuperó a Mata en el costado zurdo. Con ellos en cancha, el Valencia desnudó a su rival desde el pitido inical con una presión agobiante y desquebrajando la defensa otomana. Cinco minutos necesitaron los de Mestalla para intimidar a Ivankov en un par de ocasiones con un centro de Alba donde no llegó Aduriz y un disparo elevado de Joaquín.

El Bursaspor parecía apocado por el buen arranque valencianista pero una pérdida de Albelda, al que nadie avisó en un control de espaldas al juego, animó levemente a los otomanos. Levemente porque los turcos pueden echarle coraje pero en esta competición si no tienes gol estás muerto. Si no que se lo digan a Yildrim que le dejaron solo ante Moyá y no fue capaz de sobrepasarle. A partir de esa jugada, llegó la debacle turca.

Esta vez sí se cumplió el tópico y el Bursaspor acabó pagando los fallos. El Valencia jugaba a una velocidad mayor y las bandas eran puñales para los visitantes. El equipo che tejía y encontró el premio al cuarto de hora de juego tras una internada de Aduriz que acabó en penalti de Erdogan. Mata la pidió y él se encargó de inaugurar el festival valencianista.

El tanto machacó literalmente al Bursaspor y el Valencia se vino arriba con una presión agobiante, buenas ayudas y electricidad en el ataque. Ya se olía a noche festiva y Soldado lo certificó a los veinte de juego tras una gran combinación con Mata desde el costado diestro. La felicidad no pudo ser plena porque en esa misma jugada Moyá cayó al suelo con un problema muscular y tuvo que dejar su puesto a Guaita.

La mala noticia voló rápidamente de Mestalla. Los goles no cesaban y el tercero lo cazó Aduriz. De nuevo Mata, presente en todos los tantos hasta ese momento, conectó con Alba, y el vasco, en el segundo intento, sepultó al equipo otomano.

Todos contentos. Habían marcado los de arriba, pero Joaquín no estaba por la labor de dejar pasar esta oportunidad para estrenarse en Champions League. El del Puerto de Santa María atrapó el esférico desde la frontal, se acomodó, miró a Ivankov y se la puso en la escuadra del palo largo.

O Saglam sacaba la varita mágica o los 'Caimanes Verdes' se iban a volver con una goleada de escándalo. Más plácida iba a ser la segunda mitad para el Valencia. Incluso algunos prestarían más atención al transistor para ver lo que hacía el United en casa del Rangers. Pero el Valencia no bajaba marchas, su misión era destrozar al rival y Soldado siguió dando batalla hasta encontrar la manita tras sortear a Ivankov y reventar el balón contra la red.

Con todo resuelto, Emery entendió que ya era hora de pensar en el encuentro de Liga ante el Almería y decidió dar descanso a Aduriz y Soldado. Por el vasco entró el Chori Domínguez y a punto estuvo de encontrar premio nada más ingresar pero Ivankov salvó su testarazo.

De ahí al final, el Bursaspor intentó lavar su imagen con alguna jugada de mérito. Batalla dirigió una revolución, que únicamente dio para inaugurar la cuenta del equipo turco en la máxima competición continental. La guinda final del festival de Mestalla la puso el 'Chori' con un disparo raso. Cuando la afición enfilaba la salida del estadio, el United logró el tanto de la victoria para dar más emoción al partido de Old Trafford. Los dos están en octavos y Manchester decidirá el campeón del grupo.