Euroliga
Darussafaka DAR

-

Milan MIL

-

Olympiacos OLY

-

Fenerbahce FNB

-

NBA
Toronto Raptors TOR

-

Detroit Pistons DET

-

Brooklyn Nets BKN

-

Miami Heat MIA

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

New York Knicks NYK

-

Dallas Mavericks DAL

-

Utah Jazz UTA

-

Phoenix Suns PHX

-

San Antonio Spurs SAS

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Portland Trail Blazers POR

-

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

111

Philadelphia 76ers PHI

106

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

119

Cleveland Cavaliers CLE

95

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

111

Chicago Bulls CHI

82

Ocho españoles contra el Murcia y los fantasmas

Copa del Rey | real Madrid - Murcia

Ocho españoles contra el Murcia y los fantasmas

Ocho españoles contra el Murcia y los fantasmas

HELIOS DE LA RUBIA

Lleno en el Bernabéu y cinco campeones del mundo en el césped

Las fuentes de la motivación no se agotan para Mourinho. Ayer dejó la Copa en manos de los españoles. De los ocho que jueguen esta noche y de los 80.000 que llenarán el Bernabéu (descontemos a los 1.500 murcianos de visita). El objetivo, según explicó en conferencia de prensa, es que los futbolistas españoles no sientan la Copa como una consolación, sino como un privilegio, al estilo de sus colegas ingleses. La idea, prosiguió, es que el público, de natural flemático, suba de temperatura y se rasgue la camisa (o el lóden). En ambos casos se precisa un cambio de mentalidad, modificar hábitos y costumbres, incluso personalidades. No parece mucho para Mourinho.

Se agradece que el entrenador utilice sus intervenciones para iluminarnos el camino. En lugar de esconderse detrás de los micrófonos, como tantos, Mourinho hace uso de ellos para transmitir mensajes y dar consignas. Queda asumido que la pregunta del periodista es una excusa para su discurso y el de ayer mezcló orgullo, peligro y pasión, todo contado con un rictus de preocupación y barba de dos días. Muy en el papel.

Desvelados los nombres de nueve titulares (Casillas, Arbeloa, Ramos, Albiol, Marcelo, Granero, Pedro León, Canales y Benzema), el entrenador sólo se guardó un mediocentro (quizá Xabi) y un atacante, Di María o Higuaín. Ocho españoles, por tanto, con cinco campeones del mundo. Ese dato, imponente, se le quedó en el tintero. Tal vez lo guarde para la última charla.

El Murcia, por su parte, llegó ayer a Madrid en autobús (416 kilómetros) y con toda la plantilla, a excepción de Jorge Molino, que hoy será operado. Lo más significativo (y asombroso) es que Iñaki Alonso, técnico murcianista, ha entrenado los penaltis; o es una táctica de motivación o no descarta pasarse 120 minutos empatado a cero. Alonso, no obstante, merece crédito. Hace dos años, cuando entrenaba al Real Unión, salió vivo del Bernabéu.

Visto el flojo rendimiento de los suplentes del Madrid en la ida, el partido tiene su intriga y su morbo. Sin olvidar el fantasma de la Copa. Cristiano estará en el banquillo, por lo que pueda pasar.