Agüero juega contra la historia y los fantásticos

Liga BBVA | Real Madrid - Atlético de Madrid

Agüero juega contra la historia y los fantásticos

Agüero juega contra la historia y los fantásticos

dani sánchez

Mourinho repite con los titularísimos. De Gea jugará tocado.

La última vez que el Atlético ganó al Madrid (1-3) Aznar presidía el Gobierno y Almunia lideraba la oposición. Todo sobre mi madre iba a por el Oscar. Pagábamos en pesetas y la pensión mínima rondaba las 27.000 mensuales (por los mínimos no pasa el tiempo). Florentino era socio de a pie. Cerezo producía Extraños. Etoo jugaba en el Madrid. Casillas era campeón mundial juvenil. De Gea cursaba Primaria. Y la ciudad ya estaba en obras, aunque este hecho no ofrece una referencia temporal. Fue el 30 de octubre del 99. Hace un siglo.

Distancia.

Después se abrió un agujero en la vecindad. En la campaña pasada, el Madrid le sacó 49 puntos en 38 jornadas al Atlético, que se siente justificadamente pesimista y llora a sus caídos (Perea, sancionado; Godín, pupas en El Pupas, operado de apendicitis) y al ausente, Forlán, hace un rato superhéroe de cuatro sílabas: u-ru-gua-yo. No marca desde el 11-S, pero se ambienta en los derbis: ha marcado en los tres últimos. Pinta que jugará. También inquieta De Gea. Una sobrecarga le dificulta el juego con el pie, pero el derbi es causa de fuerza mayor y estará, aunque quizá no le veamos sacar. A cambio, vuelve Reyes, sano y de punta en blanco. Tiago, con su gol en Noruega, puede romper una pareja feliz, Assunçao-Raúl García. El navarro será soltero y suplente. Y comparece en plenitud Agüero, al que Florentino mira como a un pastel. Es la baza atlética, junto a su gusto por el deporte extremo y las situaciones límite: pregúntenle al Inter.

Todo es más sencillo en el Madrid. Jugarán los once titularísimos hasta que el cuerpo aguante. Y cuando no lo haga, Mourinho espera que el equipo vuele ya con el piloto automático.

Respeto.

Se recuperaron Pepe e Higuaín, y Carvalho, Khedira, Özil y Di María están al corriente del manual de un derbi. Jugarán los de siempre, muestra de respeto al Atlético. Y los de siempre son temibles: invictos, con Cristiano al galope (13 goles en octubre), líderes en la tabla, en pegada y en aguante. En definitiva, en perfecto estado de revista para un partido de lleno, sin ultras atléticos y con más pasión que igualdad. Pero, ojo, es un derbi...