Ceuta bautizó a la pareja de centrales del futuro

Liga BBVA | Barcelona

Ceuta bautizó a la pareja de centrales del futuro

Ceuta bautizó a la pareja de centrales del futuro

paco rodríguez

Fontàs y Bartra, las nuevas perlas de la cantera.

Andreu Fontàs y Marc Bartra tuvieron ayer un día feliz. La resaca del partido ante el Ceuta sirvió para coleccionar una buena suma de elogios, además de para presentarse en la exigente sociedad del soci culé, que espera con ansia que la cantera siga dando los frutos esperados.

Ambos fueron la pareja de centrales en el Alfonso Murube, dejando constancia de su fortaleza física, su liderazgo y su sensacional salida de balón. Todo lo supieron encajar de maravilla, hasta el punto que Guardiola, una vez acabado el partido, tuvo palabras de agradecimiento por su esfuerzo: "Han jugado muy bien y debemos felicitarles".

Con el mismo tono fueron el resto de sus compañeros. Desde Pinto, pasando por Adriano, las palabras a sus compañeros siempre fueron en el mismo sentido. "Son un ejemplo más para demostrar la calidad que tiene la cantera y para cerrar el debate sobre si la plantilla es larga o corta". Parece que queda todo dicho.

Fontàs (Banyoles, Girona, 14-11-1989) llegó al Miniestadi en 2007, para formar parte del Juvenil. Rechazó ofertas del Espanyol y Atlético para probar de azulgrana. Mediocentro defensivo, Luis Enrique decidió retrasarle hasta el eje defensivo y aprovechar su gran salida con la pelota desde atrás. "Fue un buen partido y lo importante es que el equipo cosechara una ventaja importante", afirmó.

Polivalente también es Marc Bartra (Sant Jaume dels Domenys, Tarragona, 15-1-1991), debutó como lateral derecho el pasado curso en el Calderón. Tuvo un proceso de formación en el Espanyol, pero aceptó la oferta del Barcelona para seguir su carrera, pese al interés del Madrid. Pasó muchos años de carrera con su hermano gemelo Eric, que actuaba de delantero hasta que una lesión lo apartó de este mundillo. Se defendió con un tópico ("no está sentenciado"), pero su futuro está cada vez más claro.