Rosenberg ya ganó y marcó al Madrid y al Inter de Mourinho

Real Madrid - Racing | El sueco es el gran verdugo del portugués

Rosenberg ya ganó y marcó al Madrid y al Inter de Mourinho

Rosenberg ya ganó y marcó al Madrid y al Inter de Mourinho

Fue en Champions, cuando el delantero militaba en el Werder

Markus Rosenberg (28 años) llegó a Santander el último día de mercado en una brillante operación de Pernía. El presidente, de un plumazo, se quitó de encima a Tchité al venderlo al Standard de Lieja por casi dos millones de euros y trajo mediante a una cesión, cuando ya nadie confiaba, a un delantero de Champions para sustituir al burundés. La falta de minutos en el Werder Bremen lo facilitó todo.

A pesar de no haber sido jamás un goleador, aterrizó en El Sardinero con un gran cartel. Con razón. De hecho, pocos pueden presumir de haber ganado al Madrid y al Inter de Mourinho como él, siendo además el actor principal, al haberle hecho goles a ambos. La primera vez que se midió al Madrid fue el 18 de septiembre de 2007, en el Bernabéu. Era la fase de grupos y su equipo cayó 2-1 en otra noche crucial de Raúl y Van Nistelrooy. Markus jugó 68' y no vio puerta aunque el cronista, Juanma Trueba, le puso dos ases por su calidad. El ariete esperó al partido de vuelta del 28 de noviembre para sacar el aguijón. Su equipo tumbó al Madrid (3-2), con Portugal en la grada como secretario técnico madridista, Rosenberg marcó el primero y regaló el 2-1 a Sanogo. Tres ases fue la nota para su concurso.

Destacado.

El cara a cara con Mourinho llegó una temporada después, con el actual técnico del Madrid en el banquillo del Inter de Milán. Ambos equipos quedaron encuadrados en el grupo B y en la segunda jornada se midieron en Italia, el 1 de octubre de 2008. Empate a uno con otra gran actuación de Rosenberg. La vuelta se disputó el 9 de diciembre. Ese día, el internacional sueco dio la puntilla, junto a Özil, al conjunto de Mou: 2-0 en el 81'. Ese mazazo sólo le dejó tiempo al Inter para acortar distancias con gol de Ibrahimovic.

Aunque pueda parecer que Rosenberg es un depredador, no lo es tanto. Es más un verdugo para el Madrid y Mourinho. Ahora, tras hacer 70 goles como profesional, lleva once meses sin ver portería en el campeonato doméstico y no se ha estrenado todavía con la camiseta del Racing.