Antonio Tomás rompe los planes de Lotina

Liga BBVA | Deportivo

Antonio Tomás rompe los planes de Lotina

Antonio Tomás rompe los planes de Lotina

Jesús sancho

Se lesionó ayer, es baja para Anoeta y no podrá haber continuidad.

La suerte no está siendo, precisamente, el mejor aliado del Deportivo. El miércoles Lotina anunciaba su decisión de darle continuidad al equipo que jugó ante Osasuna en Anoeta. El técnico ya estaba obligado a hacer un cambio por la sanción de Lopo, al que suplirá Zé Castro, y ayer se encontró con un nuevo contratiempo para sus planes. Antonio Tomás sufrió un pinchazo en el cuádriceps de su pierna derecha y tuvo que abandonar el entrenamiento. El mediocentro cántabro es baja segura para el partido ante la Real Sociedad y el percance se produce en el mismo músculo que hace dos años le causó hasta tres lesiones consecutivas. Hoy, a primera hora de la tarde, se le realizarán pruebas en el Hospital Modelo para determinar el alcance de su lesión.

De esta forma. Lotina tendrá que improvisar para el choque del próximo lunes, ya que dos pivotes (Juan Rodríguez y Rubén Pérez) serán titulares seguro, y el cuarto de la plantilla, Juca, también está lesionado en estos momentos.

Rochela y Juan.

La solución natural sería dar entrada a un pivote. Así, Juan Rodríguez seguiría de interior diestro, lo que es importante para mantener, como deseaba el de Meñaka, el estilo de juego empleado ante Osasuna, en el que las prolongaciones aéreas del malagueño son fundamentales cuando el Depor juega en largo. La solución sería Juan Domínguez o Rochela, al que Lotina ha llamado para entrenarse hoy con el primer equipo. El problema es que Juan no ha jugado ni un minuto desde su lesión y Rochela, a pesar de hacer la pretemporada con el Deportivo, lleva todo el año con el Fabril.

Otra opción es bajar a Juan Rodríguez al mediocentro y dar entrada a un jugador de banda derecha puro. En esta alternativa, Lotina tiene dos jugadores donde elegir: Saúl y Pablo Álvarez. El inconveniente es cambiar el estilo y la limitada confianza que tiene ahora el técnico en ellos.

La tercera vía, la más improbable, sería Rindaroy como interior izquierdo. El noruego llegó como lateral, pero Lotina ya anunció que iba a probarlo de interior en Copa. Sería anticipar el experimento. Si juega así, Juan Rodríguez bajaría al pivote y Desmarets pasaría a la derecha, una zona en la que, como demostró ante Osasuna, tiene gran peligro por su potente disparo.