Olympiacos muestra su interés en fichar a Bravo

Liga BBVA | Real Sociedad

Olympiacos muestra su interés en fichar a Bravo

Olympiacos muestra su interés en fichar a Bravo

amaia zabalo

Kovacevic estuvo en Valencia haciendo un informe del meta.

La presencia de Darko Kovacevic en el palco del Ciutat de Valencia no extrañó a nadie. Lo que no había trascendido era la verdadera razón de su viaje hasta Valencia. Hasta ahora. Aparte de porque el ex delantero txuri urdin es realista, Kovacevic acudió a Valencia para seguir las evoluciones de Claudio Bravo por encargo del Olympiacos, el club para el que trabaja y el último en el que jugó antes de retirarse. El objetivo es hacer un informe que aconseje su fichaje el próximo verano. El club griego se ha marcado como objetivo buscar en el fútbol europeo un portero de garantías porque su meta, Antonio Nikopolidis, tiene 40 años.

Kovacevic, que ejerce las labores de ojeador en España, sacó el nombre de Bravo como una opción más que interesante. Su tarjeta de presentación es inmejorable: capitán y meta titular de la selección de Chile y portero titular de la Real. Pero antes de acometer su fichaje y preguntar al club donostiarra por su situación, le encargó un informe sobre su forma de jugar, sus puntos fuertes y débiles. Si el seguimiento que le van a hacer convence a la dirección deportiva, en verano se lanzarán a por su fichaje.

Bravo está muy cotizado. Muchos grandes (por ahora ha trascendido Arsenal y Barcelona) le tienen en sus agendas, aunque aún nadie ha hecho una oferta formal, ni siquiera tras el Mundial, cuando se revalorizó por su buen papel. Hace dos temporadas Madrid y Valencia preguntaron por él y se especuló con una oferta de 3,5 millones. Ninguna prosperó. Ese podría ser su precio de salida.

El contrato de Bravo terminaba en junio de 2011, pero en noviembre de 2009 se le renovó hasta 2013. Bravo aceptó la propuesta para dejar dinero en las arcas realistas, si tras el Mundial llegaban buenas ofertas. Antes de ir a Sudáfrica se apalabró una nueva mejora hasta 2015 como compensación por su buena voluntad, si no era traspasado. Ambas partes acordaron de forma tácita que el próximo verano la Real no pondrá trabas para dejarle salir si llega un grande.