Iniesta y Xavi al rescate

Liga BBVA | Barcelona 2 - Valencia 1

Iniesta y Xavi al rescate

Iniesta y Xavi al rescate

Gran primera parte del Valencia. Pablo adelantó a los valencianistas. El Barça reaccionó tras el descanso. Andrés y Puyol marcaron a pase de Xavi

Se había puesto muy cuesta arriba el partido para el Barça gracias a una primera parte excepcional del Valencia en todos los aspectos. Físicamente y, sobre todo, tácticamente, los de Emery habían completado 45 minutos casi perfectos en el Camp Nou. Le habían robado el balón a un Barça que no se reconocía. Parecía que los líderes de la Liga tenían medio tomado el castillo del campeón. Pero el sueño duró lo que tardaron en despertarse Xavi e Iniesta. Dos jugadores determinantes que acudieron al rescate de los suyos y que voltearon el resultado en una segunda parte vibrante.

El Camp Nou vivió ayer un partido completo en el que se vio que en esta Liga hay vida más allá de los dos grandes. El Valencia salió valiente, ordenado y fue claramente superior al Barça en el arranque. Desactivó Unai la banda derecha del Barça situando a Jordi Alba de lateral y al imprescindible Mathieu por delante suyo. Ni Messi ni Alves olieron la bola en ese periodo. Además, la generosidad del resto de jugadores en la presión hizo que el Barça cediera por primera vez en mucho tiempo la posesión de balón a favor de un rival.

El Barcelona no se sentía cómodo en el campo y el partido circulaba a la velocidad que más le convenía a un Valencia que llegó a Barcelona sin complejo alguno. Y fruto de este estado de cosas, los valencianistas lograron su merecido premio en forma de gol en el 37' mediante Pablo, quien cinco minutos después pudo marcar el segundo, pero en esta ocasión Valdés se lució salvando a un equipo que era irreconocible.

La reacción. Con el Camp Nou a punto de fibrilar, aparecieron Xavi e Iniesta para ponerse al mando de las operaciones y dar un puñetazo sobre la mesa. Dos minutos tardaron los genios de la medular blaugrana en trenzar una pared vertiginosa que acabó con el manchego batiendo a César en su salida. El Camp Nou volvía a respirar.

El tempranero gol del empate le sentó fatal al Valencia, que por unos instantes pareció deshacerse sobre el nuevo y excelente césped del Camp Nou.

Iniesta y Xavi tocaron la corneta y el equipo se despertó y se lanzó a la carga. Alves empezó a llegar por su banda, Messi, desaparecido hasta el momento, insinuaba peligro y Busquets ya mandaba definitivamente en la medular junto al incansable Keita. En los mejores momentos de juego barcelonista, Puyol remató a la antigua un regalo de Xavi para colocar el 2-1.

Parecía que el partido entraba en la fase de descosido a favor del Barça. Pero el Valencia, asido a la figura de César, tapó la fuga. El Barça tuvo ocasiones para marcar el tercero, pero el portero estuvo inconmensurable ante David Villa, que marró tres ocasiones claras.

Regresó el sentimiento de que el Barça, cuando se gusta, no cierra los partidos y el Valencia, con Aduriz aportando oxígeno en ataque, volvió a recuperar el ritmo de juego. Las cosas se igualaron y el Barça empezó a notar el esfuerzo de su salida en tromba y Xavi, ya exhausto, tuvo que pedir el cambio. Sin el de Terrassa el Barça se retrasó cinco metros y el Valencia volvió a tener la pelota, pero los de Guardiola, esta vez, no se dejaron sorprender.