Marca Cristiano y Portugal sigue viva

GRUPO H | ISLANDIA 1-PORTUGAL 3

Marca Cristiano y Portugal sigue viva

Marca Cristiano y Portugal sigue viva

REUTERS

La selección de Paulo Bento cierra una buena semana con dos triunfos consecutivos. Se impuso en Islandia con goles del madridista, Raúl Meireles y Helder Postiga.

Los goles de Cristiano Ronaldo, Raúl Meireles y Helder Postiga otorgaron la victoria a la selección de Portugal, que sigue viva en la lucha para la Eurocopa 2012 al vencer en Reykjavik a una rudimentaria Islandia.

Los portugueses, que suman ahora siete puntos como segundos del Grupo H, vuelven a ganar tras deshacerse de Dinamarca la semana pasada y confirman la línea ascendente apuntada bajo la dirección de Paulo Bento, que ha logrado recuperar para la selección al Ronaldo incisivo del Real Madrid.

La estrella lusa confirmó rápidamente su idilio goleador con el combinado nacional. En apenas tres minutos anotó desde la frontal del área un libre directo ante el que el portero islandés reaccionó con cierta pasividad. Los lusos habían logrado desequilibrar la fornida defensa nórdica, una de las tareas que se presumían más difíciles.

Sin embargo, el gol relajó a Portugal y en un córner en el minuto 16 se dejó empatar con un cabezazo de Helguson, remate que el guardameta Eduardo defendió con inseguridad. La fatídica noche de Chipre -acabó empate a cuatro- apareció en el subconsciente del equipo, que entró en un periodo dubitativo durante diez minutos, hasta que un misil a treinta metros de distancia del medio del Liverpool Raúl Meireles restauró la ventaja portuguesa.

En ese momento, los hombres de Paulo Bento se relajaron, dejaron de lado sus recientes fantasmas y controlaron con comodidad el resto del primer tiempo durante el que el renovado Ronaldo pudo marcar con un seco disparo rechazado por Gunnleifsson. Con el partido en el bolsillo, el volante Meireles estuvo cerca de repetir. Un trallazo suyo a bote pronto hizo temblar el larguero rival.

Bento mueve el banquillo

En el ecuador del segundo tiempo, Bento empezó a mover el banquillo. Dio entrada al ariete del Sporting de Lisboa Helder Postiga y sentó a un desafortunado Hugo Almeida. Precisamente Postiga, después de fallar una clara ocasión, se redimió al aprovecharse de un rechace infantil del portero islandés provocado por un centro del incansable Ronaldo.

El triunfo en Islandia permite respirar a Portugal, que sólo podrá confirmar su buen momento el próximo junio, cuando se medirá a Noruega, líder del grupo con nueve puntos en tres partidos.