Todo son derrotas en el Arles de Pavón y Mejía

Internacional | Francia

Todo son derrotas en el Arles de Pavón y Mejía

Todo son derrotas en el Arles de Pavón y Mejía

afp

Llevan siete partidos y no han sumado ni un punto.

Por primera vez en su historia, el Arles-Avignon descubre este año la máxima categoría francesa y la verdad es que el arranque no podía ser peor para los provenzales. En siete partidos disputados no ha sumado ni un punto. A pesar de ello, el ex central del Real Madrid Álvaro Mejía, titular en todos los partidos, no se arrepiente de emigrar de Murcia a Arles-Avignon: "Por todo lo no deportivo, estoy contento. Me adapté bien, cada día aprendo más francés y espero poder empezar a hablarlo en breve. En el aspecto deportivo es más difícil. El equipo no ha arrancado todavía". Una versión que comparte su compañero en defensa, Francisco Pavón: "Cada semana trabajamos bien para conseguir un resultado y cuando llega el partido, hacemos las cosas bien pero nos falta siempre algo. Queremos cambiar esa dinámica". Llegado en la recta final del mercado, el símbolo de la generación de los 'Zidanes y Pavones', está a gusto: "Para nada me arrepiento de venir. Fue la mejor decisión que podía tomar. Me estoy acostumbrado al equipo y a la vida paso a paso. Me gusta la ciudad y mejoro mi francés. Así, será más fácil en el campo". Pavón, que ha disputado tres partidos como titular desde su llegada, afirma que "en el campo y en los entrenamientos, intento aportar todo para que la situación cambie de forma rápida".

Titulares juntos en los tres últimos partidos consecutivos, los dos centrales españoles no han sido capaces de mejorar los registros del Arles, encajando 10 goles en esos encuentros. Y mañana reciben al Auxerre. Formado en el Real Madrid, Mejía ha militado en el Murcia las tres últimas temporadas, pero el descenso a Segunda División B de de los murcianos le abrió la puerta de salida. "Había opciones para salir de España. Tenía algunos contactos con clubes de Italia y también de Grecia cuando el Arles-Avignon se puso en contacto conmigo. La posibilidad de jugar en una liga tan competitiva como la francesa y el reto de ayudar a un recién ascendido me convenció", explica Mejía.

La situación de Pavón es distinta. Formado también en el Madrid, el central militó las tres últimas campañas en el Zaragoza, pero se cansó del banquillo. "Me quedaba un año de contrato, el club quería que me marchara y yo, como no jugaba, quería irme. Cuando tuve opciones de jugar en la liga francesa, no me lo pensé un segundo. El hecho de que viniera Mejía contó también. Hemos pasado cuatro años juntos y me llevo bien con él", confiesa Pavón.

El mal inicio de temporada y la despedida de dos entrenadores (el histórico Michel Estevan que hizo subir el club de cuarta categorías en cinco años y Jean-Louis Saez esta semana) no ducho las esperanzas de los dos españoles : «Podemos conseguir la salvación», explican. «Creo que podemos mejorar, dice Mejia. El club hizo venir a 19 jugadores nuevos este verano, tenemos que adaptarnos al juego de todos y siento que lo estamos consiguiendo. Hay que trabajar mas para sumar ya». «Por supuesto que es posible cambiar las cosas, encarece Pavon. Tuvimos ocasiones en los últimos partidos de tomar ventaja en el marcador pero no tuvimos suerte. Esperamos que esto cambio en el futuro. Confió en una victoria en casa contra el Auxerre el sábado».