Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga 1,2,3
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Euroliga
  • Liga Holandesa
  • Liga Belga
  • Liga Rumana
  • Liga Turca
  • NBA
  • Liga Chilena
  • Masters 1000 Montecarlo
  • Copa Argentina
LaLiga Santander
LaLiga 1,2,3
Ligue 1
Lyon Lyon LYO

-

Angers Angers ANG

-

Liga Portuguesa
Tondela Tondela CDT

-

Boavista Boavista BOA

-

Nac. Madeira Nac. Madeira NMA

-

Sp. Portugal Sp. Portugal SPL

-

Liga Holandesa
Heracles Heracles HCL

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Liga Belga
Standard Standard SDL

-

Genk Genk GNK

-

Liga Rumana
FC Hermannstadt FC Hermannstadt HER

-

FC Voluntari FC Voluntari VOL

-

Astra Giurgiu Astra Giurgiu AGI

-

Universitatea Craiova Universitatea Craiova UCR

-

Liga Turca
Kasimpasa Kasimpasa KAS

-

Bursaspor Bursaspor BRS

-

NBA
San Antonio Spurs SAS

-

Denver Nuggets DEN

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Golden State Warriors GSW

-

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

115

Philadelphia 76ers PHI

131

Liga Chilena
U. de Conce U. de Conce UNC

-

D. Iquique D. Iquique IQU

-

Masters 1000 Montecarlo
dusan_lajovic Dusan Lajovic LAJ
-
lorenzo_sonego Lorenzo Sonego SON
-
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
-
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
-
borna_coric Borna Coric COR
-
fabio_fognini Fabio Fognini FOG
-
Copa Argentina
Boca Juniors Boca Juniors BOC

-

Estudiantes de Río Cuarto Estudiantes de Río Cuarto AAE

-

La leyenda 'Neverkusen': el equipo que nunca gana

Europa League | Atlético - Leverkusen

La leyenda 'Neverkusen': el equipo que nunca gana

La leyenda 'Neverkusen': el equipo que nunca gana

reuters

El Atlético se enfrenta hoy al que se podía catalogar el 'pupas alemán'. En 2000 perdió la Bundesliga en la última jornada y, en 2002, la Liga, la Copa y la Champions en apenas dos semanas.

El Bayer Leverkusen nunca ha ganado la Bundesliga. Y hay un par de episodios que hacen pensar que se les podría catalogar como el pupas alemán. Mayo de 2000, el club de la aspirina llegó a la última jornada como líder. Le bastaba empatar en el campo del Unterhaching, un modesto equipo satélite del Bayern de Múnich que ya había asegurado la permanencia. Un gol en propia puerta de Ballack fue el principio del fin. El Leverkusen perdió 2-0 y la Ensaladera tuvo que recorrer a toda prisa los apenas 15 kilómetros que distaba el Olympiastadion para poder coronar por enésima vez al Bayern.

Pero más trágico fue lo acontecido en 2002. En esa primavera, el Leverkusen era el equipo de moda en Europa. Con jugadores como Lucio, Ballack, Zé Roberto y Berbatov, había superado uno tras otro al Barcelona, el Arsenal, la Juventus, el Liverpool y el Manchester United. También estaba en la final de la Copa de Alemania. Y en la Bundesliga era líder con cinco puntos sobre el Dortmund, a falta de tres jornadas para el final. Todo iba sobre ruedas. Pero el hechizo se quebró. El equipo sufrió dos derrotas seguidas ante Bremen y Nurenberg y de nada sirvió su triunfo en la última jornada. El 4 de mayo, el Borussia conquistaba el título. Una semana después, el Bayer buscó en Berlín la Copa de Alemania. Se puso por delante en el marcador pero acabó siendo superado (4-2) por el Schalke.

Sólo quedaba la Champions. Un equipo roto anímicamente afrontaba el desafío de ser el primer club que alzara el trofeo sin ganar antes su campeonato nacional. Fue la noche de la volea de Zidane y las lágrimas de Casillas. Era el 15 de mayo y así acabó de forjarse la leyenda de 'Neverkusen', el equipo que no gana nunca. Cuatro integrantes de aquel equipo -Ballack, Schneider, Ramelow y Neuville- también cayeron derrotados poco después en la final del Mundial ante Brasil.