Una cuenta pendiente

Champions League | Rubin Kazán - Barcelona

Una cuenta pendiente

Una cuenta pendiente

reuters

El Rubin fue una pesadilla del Barça el curso pasado

Afronta el Barcelona su segunda estación en la fase de grupos de la Champions enfrentándose al Rubin Kazán, equipo con el que tiene cuentas pendientes. No en vano, los tártaros fueron el equipo que más puntos le sirló al Barcelona en el curso pasado. Le ganaron en el Camp Nou y defendieron el empate en su estadio.

Kurban Berdyev, el entrenador que sigue los partidos mientras pasa las cuentas de su kombóloi, o rosario ortodoxo, sorprendió con el férreo orden de sus pupilos al Barça la temporada pasada y sabe que por mucho rosario que se pase, es complicado que un milagro suceda dos veces seguidas. En especial, porque su equipo no está al mismo nivel que hace un año.

El Barcelona, además, no sólo ha viajado a Kazán con la idea de saldar la cuenta pendiente del curso pasado, sino que los barcelonistas desean llenar rápido el zurrón de puntos para poder afrontar las últimas jornadas de la liguilla, que coinciden con la previa del Barça-Madrid, como virtuales primeros de grupo.

Sin cambios. Para lograr ese objetivo, se hacen indispensables los tres puntos que se van a poner en juego hoy en Kazán a partir de las 18:30 hora española.

Así pues, lo más probable es que Guardiola realice muy pocas variaciones respecto al equipo que ganó el partido liguero en el estadio de San Mamés el sábado pasado. Vuelve a sonar la hora del Equipo A. Un grupo de jugadores que ya ha saldado las cuentas que tenía pendientes desde la temporada pasada con el Atlético de Madrid y con el Athletic de Bilbao. La única entrada será la de Abidal en el lugar del lesionado Adriano. Esta tarde toca hacer pagar a los tártaros el amargo trago que les infligieron ahora hace un año.

Leo Messi, en la recámara

Leo Messi ha viajado hasta Kazán sin el alta médica, pero lo más probable es que la reciba esta mañana y que Pep Guardiola se lo guarde en el banquillo para gestionar su entrada en el campo según cómo evolucione el encuentro. En este sentido, Leo podría actuar de la misma forma que hizo hace dos temporadas en Donetsk, cuando salió desde el banquillo a falta de un cuarto de hora y con el marcador 1-0 en contra y revolucionó el partido, que acabó con 1-2 para los culés.