Competición
  • Clasificación Eurocopa

Edel Apoula, portero del PSG, declara ante la policía francesa

fútbol | francia

Edel Apoula, portero del PSG, declara ante la policía francesa

Edel Apoula, portero del PSG, declara ante la policía francesa

Según su ex agente se llamaría Ambroise Béyamena y tendría cinco años mas. El club y el jugador salen al paso de estas acusaciones.

El asunto Apoula Edel, o Ambroise Béyamena según las versiones, ha vivido un nuevo episodio. Bajo la sospecha de falsificación de identidad y edad, el guardameta del París-Saint-Germain fue interrogado por la policía como testigo. La semana pasada, su antiguo agente, Nicolas Philibert emitió una queja por "tentativa de extorsión", le reclama 30.000 euros por una deuda impagada y por "sustitución de nombre, falsificación y uso de falsificación".

Según las declaraciones del agente, que afirma también haber entrenado al jugador en el club camerunés l'Espoir Yaoundé entre 1998 y 2002, el guardameta no se llamaría Apoula Edel sino Ambroise Béyamena y no tendría 24 años sino 29. Hace nueve meses, Philibert dio a conocer este asunto. "Le he prestado dinero", afirmo al diario L'Equipe en diciembre, "le he dado un reconocimiento de deuda pero Ambroise desgarro el papel. Cuando paso esto, me puso en contacto con el PSG para decirle que había un problema de identidad con su guardameta. El club no me quiso creer y por eso decidí actuar". Cinco meses más tarde, Philibert registró una primera queja delante los tribunales. Y como a partir de ese momento no volvió a tener noticias de la justicia francesa, decidió reactivar el procedimiento.

En su edición del viernes, el semanal 'Le 10 Sport' mostró algunas de las pruebas que dice tener Philibert. Entre otras cosas se podía ver una fotografía del camerunés, con el chándal del club de l'Espoir Yaoundé, junto a Philibert y una petición de licencia para la temporada 1998-99 con el nombre de Ambroise Béyamena. Documentos que contradicen la versión del guardameta que dijo haber hecho sólo una prueba con este club.

A través de un comunicado publicado este fin de semana, el PSG no mostró ninguna inquietud: " Estas alegaciones, que tienen ya cerca de un año, no tuvieron continuidad en los tribunales porque el club mostró los documentos del estado civil del jugador y de sus padres - papeles oficiales como el carnet de identidad, el libro de familia y los pasaportes". El jugador, que no ha hecho ninguna declaración en los últimos días, apuntó esta versión el año pasado y registró una denuncia por difamación.

El Sevilla, que perdió 1-0 el partido de Liga Europa frente al club francés (que alineó al portero), presentó una reclamación a la UEFA el pasado viernes.