"Si por mí fuera, me iría mañana y gratis"

Mourinho

"Si por mí fuera, me iría mañana y gratis"

"Si por mí fuera, me iría mañana y gratis"

Mourinho está dispuesto a aceptar la propuesta que le hizo el jueves la Federación Portuguesa de Fútbol para dirigir a Portugal durante los dos próximos partidos (Islandia y Dinamarca). El técnico cree que no será posible cumplir su sueño por el rechazo que ha encontrado entre el madridismo.

Podría explicar su encuentro del pasado jueves con Gilberto Madail, presidente de la Federación Portuguesa de Fútbol?

Me llamó el presidente de la Federación Portuguesa para proponerme que me hiciera cargo de la selección y yo informé al Madrid de ese encuentro. No sabía cuál era su objetivo, pero me lo podía imaginar. Me pidió que ayudara a la selección en su dos próximos partidos, que son decisivos.

¿Y cuál fue su respuesta a tal oferta?

Durante esos días apenas tendré jugadores para entrenar aquí, por tanto, no influirá mi presencia. De hecho, en la anterior semana de selecciones, yo tampoco estuve aquí porque acudí en un congreso de entrenadores de la UEFA. La situación de Portugal es difícil, y aunque dije que me gustaría dirigir al equipo a tiempo completo dentro de 20 años, éste es un momento de necesidad para mi país y no puedo decirle abiertamente que no, por orgullo y porque quiero que mi selección gane. Además, yo mañana voy a Portugal a pasear y la gente cuando me vea me dirá que soy un egoísta. No tengo nada que ganar. Ni tengo necesidad de trabajar, ni me hace falta el dinero. Iría gratis. No puedo decir que no, pero tampoco puedo decir que sí, porque tengo un contrato de cuatro años con el Madrid. Ahora todo depende de un acuerdo, de que la Federación pueda persuadir al club.

¿Entendería que el Real Madrid se negara a dejarle ir?

Si fuera libre, iría mañana y gratis, pero si me preguntáis, la sensación que tengo es que no voy a dirigir a Portugal. Hace falta un pacto total y al mínimo obstáculo, diré que no. Si no estuviera en el Real Madrid iría gratis. El Real Madrid tiene todo el derecho del mundo de poner algún obstáculo. Y si pone el más mínimo problema, yo no puedo ir. Decir que no a la selección portuguesa es imposible por orgullo personal, por mi pasión portuguesa, pero ahora no puedo decir que sí. Es cierto que la Federación Portuguesa de Fútbol no contactó con el Madrid, que el club todo lo que sabe lo conoce por mí.

¿Por qué dice que tiene la sensación de que no va a aceptar la oferta para dirigir a Portugal?

Creo que en el mundo madridista se vería de forma negativa. Aceptar un cargo como supervisor de la selección era una misión perdida, pero ésta no es un misión perdida. Habría opciones reales, porque si me quedo en Madrid, me quedo entrenando con tres jugadores: Granero, León y Mateos. Y si voy, iría con tres jugadores del Madrid: Cristiano, Pepe y Carvalho. Por tanto, es una posibilidad real.

Centrándonos ya en la Liga, ¿cómo se presenta el encuentro de esta noche contra la Real Sociedad?

Es el partido más difícil hasta ahora y no lo digo porque sea el próximo, sino porque la Real me parece un equipo más complicado que aquellos a los que nos hemos enfrentado hasta ahora. Los equipos, cuando suben a Primera, tienen la mentalidad ganadora del año anterior. Por eso, son más difíciles el Hércules o la Real, que uno que ha acabado décimo o decimosegundo en Primera. La Real Sociedad es un equipo muy bien organizado, que defiende con once. Es un bloque muy compacto. Tiene tres o cuatro jugadores peligrosos y esperan para salir al contragolpe. Además, han tenido una semana para preparar el partido y nosotros, por algo difícil de aceptar, aunque entiendo los intereses de las televisiones, tenemos que jugar miércoles y sábado. Podíamos jugar perfectamente el domingo. Contra el Ajax tuvimos muchísimo desgaste y no es fácil recuperarse en dos días. Pero somos profesionales y los jugadores deben tener capacidad de sacrificio. Iremos a San Sebastián con ambición y capacidad de sacrificio.

El Madrid realizó 35 disparos a gol contra el Ajax, pero a usted se le considera un entrenador defensivo...

Soy un tío antipático. Gano muchas veces y la gente se cansa. Algunos están locos por verme perder. Pero también hay gente que me quiere y admira mi trabajo. En el congreso de entrenadores de la UEFA, se mostraron completamente a favor de cómo gané la Champions con el Inter. Todos elogiaron que el trabajo fue fantástico. Los resultados son la mejor defensa que puede tener un entrenador. Un equipo que realizó 35 tiros a puerta ante el Ajax pudo empatar a cero. Y entonces mucha gente hubiera hablado de un partido con poca calidad y poco juego ofensivo. Otros entrenadores tienen más suerte; con poca cosa obtienen mucha protección. Quizá es culpa mía, porque no tengo vida social, vivo para el fútbol y para mi familia. Los sabios que crean opinión en el fútbol me invitan a comer y cenar y no voy nunca. No tengo amigos con poder en el mundo de la comunicación. Seguramente sea culpa mía, porque no cuido bien mi imagen.

¿Qué pronóstico hace para el encuentro de mañana entre el Atlético y el Barcelona?

Yo no juego ese partido. Si hay tiempo, lo veré. Si no, no lo veré y me enteraré del resultado después. Es, quizás, el partido más importante de esta jornada y el que despierta el mayor interés, pero yo no lo juego. Si gano los seis puntos en estos dos próximos partidos, estaré muy contento.

¿Qué opinión tiene del cruce de declaraciones que se produjo el pasado miércoles entre Zlatan Ibrahimovic y Arrigo Sacchi?

No soy el profesional perfecto como para criticar a un grandísimo entrenador, como Sacchi, y a un grandísimo jugador, como Ibrahimovic. Jugadores y entrenadores debemos aceptar la crítica y lo diremos cuando no nos guste, pero con educación. Después de un partido a mí también se me escapó la adrenalina por los ojos. Por eso yo no soy nadie para criticar a uno u otro. Hay que intentar que esas cosas no pasen.