Así jugó el Internacional

Internacional | Copa Libertadores

Así jugó el Internacional

Así jugó el Internacional

Así jugó el Internacional el partido decisivo que le dio el título de la edición 51 de la Copa Libertadores:

RENAN: falló por omisión en el primer gol, pero atajó varios remates venenosos.

NEI: salió poco al ataque, una de sus virtudes, pero cumplió con creces su misión de destrucción.

INDIO: sufrió la vergüenza de permitir en su área el gol de Marco Fabián. El pequeño delantero mexicano le amargó la noche en dos jugadas más.

BOLIVAR: el capitán impuso orden pero no calmó a su defensa en ciertas fases del encuentro.

KLÉBER: tardó 45 minutos en entender que por su callejón estaba la fórmula del empate. Y cuando se aventuró, su pase al centro del área superó a la defensa mexicana y le quedó limpia a Rafael Sobis.

SANDRO: el nuevo jugador del Tothenham fue uno de los más ordenados en el partido.

PABLO GUIÑAZÚ: fue menos vistoso y explosivo, pero cumplió en la misión de cuidar su zona y bajar para apoyar a los defensores.

TINGA: figura. Fue la válvula de escape de su equipo en el primer tiempo pero le costó duros choques con los adversarios.

ANDRÉS D''ALESSANDRO: patrulló todo el frente de ataque, peleó con todos los defensas mexicanos, buscó huecos para sus compañeros y todo ese sacrificio pudo haberle rendido como premio un gol. El nerviosismo que causó, provocó la expulsión de Omar Arellano en la agonía del partido.

TAISON: apegado a la raya de la banda izquierda, insistió con los desbordes y sufrió con las faltas constantes que buscaron neutralizar su velocidad. Dejó su plaza a Giuliano.

RAFAEL SOBIS: sustituyó a Alecsandro y marcó el gol que a la postre garantizó el título.

GIULIANO: entró para luchar en la mitad del campo donde se gestaba la conexión ofensiva del equipo mexicano.

LEANDRO DAMIAO: entró por Rafael Sobis y selló la vitoria en una larga carrera en la que no tuvo opositor. Cinco goles en doce partidos marcan el balance del novato.

WILSON MATÍAS: sustituyó a Tinga en los últimos minutos.