Benzema y Pedro León brillan en el estreno de Mourinho

amistoso | américa 2 - real madrid 3

Benzema y Pedro León brillan en el estreno de Mourinho

Benzema y Pedro León brillan en el estreno de Mourinho

Reuters

Mourinho realizó hasta siete cambios en el descanso. Gran primera parte de Benzema, estreno goleador del joven Canales y grave error de Mahamadou Diarra en el segundo gol del América.

Tres goles de Sergio Canales, Gonzalo Higuaín y Cristiano Ronaldo dieron el triunfo al Real Madrid por 2-3 ante el América de México en el primer amistoso de pretemporada disputado en San Francisco (EE.UU.), un encuentro que ha supuesto el estreno oficial de José Mourinho en el banquillo madridista.

El técnico portugés utilizó la primera cita de la pretemporada como banco de pruebas, y pese a que el Real Madrid se mostró muy superior en la primera mitad, Mourinho no dudó en cambiar sus peones para seguir tomando notas pese a que ello derivara en la périda de control del juego durante buena parte del segundo tiempo.

En el primero los protagonistas, con mayúsculas, fueron dos: Benzema y Pedro León. El primero apareció transformado, lejos del futbolista autista y enigmático de la tempoarda pasada; Karim sacó a relucir sus muchas y buenas cualidades, se asoció con Cristiano y llevó peligro tanto en acciones colectivas como individuales. En una de ellas, y tras haber avisado con un trallazo al larguero, el francés dibujó una gran pared con Cristiano y sirvió en bandeja el primer gol a Canales, que remató a placer. El cántabro se estrena de cara al gol y eso le servirá para ir ganando en confianza, aunque sobre el campo muestra ya una personalidad y un descaro que se agradecen.

Con Cristiano y Pedro León hiperactivos, el Madrid agobió a su rival y debió ampliar el marcador antes del descanso, pero ni Ronaldo ni Benzema acertaron de cara al gol. Lo del murciano es como para ilusionarse; León se ofreció en todo momento, buscó los huecos y el disparó, sacó los córners, un portento de calidad y derroche al que Mou debe sacar partido.

Lo de Cristiano es cosa aparte. No se le espera porque siempre está; su entrega queda fuera de duda y su calidad, indiscutible, luce y se mutiplica cuando queda al servicio del equipo. Esta noche asistió y goleó a partes iguales para cuajar un partido formidable, en otro aviso de que un año más seguirá siendo el jugador franquicia. Si alguien osa discutírselo, de la competencia se beneficiará el Madrid.

Pese a las buenas sensaciones que habían dejado los primeros 45 minutos, Mourinho no olvidó que estos bolos son lo que son y revolucionó el bloque en la segunda mitad. Lo más extraño fue la inclusión de Drenthe en el lateral, y lo más evidente fue la constatación de que Mahamadou Diarra no ofrece el nivel que se le presume y se le debe exigir a un centrocampista del Real Madrid, algo que viene avisando desde hace tiempo.

Ambas conclusiones llegaron cuando el Madrid perdió el sitio en el campo desorientado por los cambios, situación que el América aprovechó para estirarse hacia la meta de Adán, sustituto de Dudek en la reanudación. Tras un par de amagos, pronto empató Esqueda, y en apenas siete minutos los mexicanos dieron la vuelta al marcador con un remate de Vicente Sánchez con la izquierda, que supo aprovechar un gravísimo error de Diarra en la medular.

Falto de ritmo -su única excusa-, mal colocado, lento y corto de reflejos -como siempre- y más pendiente de la retaguardia que del horizonte, el nombre del jugador malí se ha ganado a pulso la primera cruz en la libreta de Mourinho, que a buen seguro no perdonará una acción tan bochornosa de uno de sus chicos.

Aún con ese manchón en la retina, el Madrid estaba obligado a reaccionar. Cierto es que la llegada de Mourinho a la 'Casa Blanca' podrá cambiar muchas cosas en este Real Madrid, pero hay algunas que le son intrínsecas al equipo, como, por ejemplo, reaccionar con contundencia al gol del rival. Espoleado por el segundo del América, Higuaín devolvió las tablas en la acción inmediatamente posterior, aprovechando un pase de Cristiano para conectar un buen remate cruzado.

Con casi media hora por delante, el empate metió el partido en un continuo intercambio de acciones y ocasiones en las que cualquiera de los dos equipos pudo ampliar el marcador, pero, entre el buen hacer de Adán y los fallos de los delanteros, el debut de Mourinho con el escudo del Real Madrid parecía abocado al ampate. Incluso el árbitro se permitió escamotear a los entusismados espectadores un golazo de Higuaín, que remató de volea una sensacional combinación entre Granero y Ronaldo.

Y entonces apareció Cristiano, que pudo ensayar una falta desde la frontal para conectar un potente disparo que acabó en la red. El gol del portugués daba el triunfo a su compatriota en su debut, y al Real Madrid en el primer amistoso de la pretemporada, un partido que deja muy buenas sensaciones y varias conclusiones, que van desde la recuperación de Benzema a la explosión de Pedro León, con parada obligatoria en los excedentes, Diarra el más evidente, aunque hay otros, casos de Drenthe o Granero, que parecen empeñados en opositar al cargo.

Caso aparte es Di María. El argentino irrumpió en el segundo acto y demostró su calidad en alguna acción aislada. Que es un gran jugador puede que no admita dudas, pero que sea el futbolista que el Madrid necesita en su posición es una incógnita que sólo el tiempo despejará. El próximo domingo, en el segundo test ante el LA Galaxy, tendrá otra oportunidad. Todos la tendrán.