Mucho ritmo e intensidad en el entrenamiento matinal

Liga BBVA | Real Madrid

Mucho ritmo e intensidad en el entrenamiento matinal

Dudek trabajó en el gimnasio. Drenthe exhibió una férula en la mano derecha y Mourinho estuvo siempre pendiente de Benzema.

El Real Madrid, que tiene previsto para hoy una doble sesión de entrenamiento, ha comenzado muy fuerte la mañana. En los quince minutos en los que el entrenamiento matinal estuvo abierto a la prensa, los de Mourinho disputaron un partidillo con la intensidad y ritmo que exige el técnico portugués, en el que incluso se vieron alguna que otra entrada fuerte.

El grupo ha llevado a cabo de nuevo una sesión de trabajo físico y con balón, para lo que los jugadores han trabajado divididos en dos grupos, con los ya habituales diez futbolistas del primer equipo Adán, Drenthe, Gago, Garay, Diarra, Lass, Marcelo, Granero, Pedro León y Benzema y los canteranos Tébar, Nacho, Alex Fernández, Morata, Juanfran, Carvajal, Joselu y Mejías.

Se ejercitaron todos los componentes de la primera plantilla menos el guardameta Dudek, que trabajó en solitario en el gimnasio de Valdebebas, y a quien sustituyó el canterano Tomás Mejías. El holandés Drenthe, que tiene un dedo de su mano derecha dañado, lució una aparatosa férula, pero se entrenó con normalidad.

Mourinho, que se mostró en todo momento muy pendiente del francés Karim Benzema, con el que el club se está volcando tras su imputación en caso Zahia, volvió a tirar de canteranos para completar la sesión preparatoria. Aunque Fran Rico siguió una preparación al margen del grupo.