La semana de Barrera

Liga BBVA | Espanyol

La semana de Barrera

La semana de Barrera

Carlos Mira

Dani desliza "novedades" antes del inicio de la pretemporada

Transcurridos la friolera de 50 días desde que terminó la pasada Liga, el Espanyol continúa sin formalizar ninguna incorporación para la campaña entrante. Sólo se cerró la cesión por otro año de Dani Osvaldo. El asunto se agrava si se tiene en cuenta que Mauricio Pochettino deseaba tener cerrada su plantilla antes de la pretemporada, que arranca en una semana exacta, y para lo que sólo requería dos extremos. Por ello, y tras frustrarse operaciones como las de Walter Pandiani y James Rodríguez, en estos siete días se debería cerrar el primer fichaje. Podría tratarse de Pablo Barrera, el extremo de Pumas, quien ahora mismo parece el mejor situado para venir.

Las negociaciones, ciertamente, se hallan en un estado embrionario, pues existen más opciones para cubrir la ansiada demarcación, pero desde México -con cuya selección Barrera ha participado en el Mundial- se asegura que a partir de hoy se reemprenderán las conversaciones. Una posibilidad que toma fuerza después de que ayer el presidente perico, Dani Sánchez Llibre, deslizase en la tradicional Mongetada de Argentona que "la semana próxima podría haber novedades" en cuanto al mercado. No en vano, se mostró también convencido de que "habrá salidas" (Nico Pareja) y de ahí parte del esfuerzo financiero que el club está dispuesto a realizar por los extremos.

Tal como sucedía con Rodríguez (quien acabó en el Oporto), la prioridad de Barrera es jugar en España. Una ventaja, pues también ha despertado la atención de Italia (Lazio) y de Inglaterra (West Ham). Igualmente positivo resulta el hecho de que Pumas está tan interesado como el Espanyol en solventar cuanto antes el futuro de su futbolista. Por si acaso, los pericos se guardan en la recámara la cesión de Marius Stankevicius (Sampdoria).

Amistad con Rosell.

Y mientras se avanza en los fichajes ("la crisis está haciendo mucho daño al fútbol, pero nosotros llevamos tres años acostumbrados a la economía de guerra", afirmó Dani), una cuestión que sí parece solucionarse es el trato con el Barça, una vez que Sandro Rosell ha asumido la presidencia.

"Le conozco desde hace años y la relación siempre fuena buena; no tiene por qué cambiar", aseguró Dani, quien pasa página al tortuoso pasado.