Temas del día

Rosell va a quitar a Cruyff la presidencia de honor

Liga BBVA | Barcelona

Rosell va a quitar a Cruyff la presidencia de honor

Rosell va a quitar a Cruyff la presidencia de honor

Enric Fontcuberta

El nuevo rostro del Barça es Sandro Rosell, que ayer tomó posesión como presidente de la entidad. En un acto repleto de simbolismo, celebrado en los jardines de 'La Masia', pronunció su primer discurso, mientras que Laporta se dirigió al barcelonismo por última vez.

Sandro Rosell es, desde ayer, el presidente número 39 de la historia del Barcelona. Y escogió los jardines de La Masia -el lugar del que salen jugadores como Messi, Iniesta, Xavi o Guardiola- para su puesta de largo y despedir a su predecesor, Joan Laporta.

Fue un acto repleto de simbolismo y al que acudieron casi 400 invitados, entre los que se contaron cinco ex presidentes -Josep Lluís Núñez declinó la invitación- todos los entrenadores profesionales de la entidad, los candidatos en las últimas elecciones y hasta el presidente del Racing, Francisco Pernía. El protagonismo era para Laporta y Rosell, pero ninguno lo quiso para sí. Ambos hilaron sendos discursos, cuyo denominador común fue la brevedad y la diplomacia.

En lo único que Rosell quiso marcar distancias fue a la hora de referirse al barcelonismo en su totalidad. Así, el nuevo presidente habló en catalán, en castellano y hasta tuvo un recuerdo para todos aquellos aficionados culés repartidos por el mundo. "Somos el Barça, somos un sentimiento y eso nos hace invencibles". También habló de retos: "Queremos marcar una época dorada y superar el alto listón deportivo que nos deja el anterior mandato. El Barça es del socio, el verdadero propietario del club. El Barça es de todos".

Joan Laporta, presidente saliente, fue breve: "Os deseo mucho acierto y mucha suerte de todo corazón. Nos marchamos felices y contentos por el trabajo y los resultados conseguidos. Gracias a los que han contribuido a que el Barça sea el mejor de la historia".

Después comenzó el trabajo y por la tarde Toni Padilla, nuevo portavoz, aclaró que Rosell va a quitar a Johan Cruyff la presidencia de honor porque los estatutos sólo contemplan la fi gura del miembro de honor y que se someterá a votación en la asamblea de compromisarios si crean esa fi gura y se la otorgan a Cruyff. Rosell también demandará a Laporta, tal y como anunció en la campaña electoral, por acusarle de intentar cobrar comisiones.