El primer tiempo del Argentina-México termina con una trifulca en los banquillos

MUNDIAL 2010 | ARGENTINA-MÉXICO

El primer tiempo del Argentina-México termina con una trifulca en los banquillos

El primer tiempo del Argentina-México termina con una trifulca en los banquillos

Todo viene por el primer gol en fuera de juego de Argentina.

México y Argentina se enfrascaron en una trifulca al finalizar los primeros 45 minutos del partido de octavos de final del Mundial de fútbol, detrás del banquillo de suplentes del equipo azteca, después de la primera parte del partido que les enfrenta en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

Diego Maradona, seleccionador argentino, intentó poner paz antes de que los dos equipos se fueran a los vestuarios. Argentina ganaba 2-0 a México con goles de Carlos Tévez y de Gonzalo Higuaín al término del primer tiempo de su partido de octavos de final del Mundial de Sudádrica 2010.

Aficionados de ambos equipos se enzarzaron en las gradas

La tensión del final de la primera parte se propagó por las gradas al final del partido. Un grupo de seguidores de Argentina y otro de México se enfrentaron en las gradas del Soccer City aunque los incidentes no revistieron gravedad y terminaron con la intervención de la Policía.

Los argentinos, según testigos presenciales, provocaron a los mexicanos cuando Carlos Tevez marcó el tercer gol, y los mexicanos replicaron cuando Javier Hernández descontó para el equipo tricolor, dirigiendo gritos a los seguidores albicelestes. Al final del partido, con los ánimos caldeados, los dos grupos, que estaban juntos en la grada, se enzarzaron en una pelea. Un seguidor mexicano, con la cabeza tapada por una máscara, fue derribado por los argentinos, que le agredieron cuando estaba en el suelo. La Policía intervino para disolver los enfrentamientos entre argentinos y mexicanos, que no pasaron a mayores dentro del estadio.