Speedy regaló un castillo a su madre

Mundial 2010 | El perfil | Mark González

Speedy regaló un castillo a su madre

Educado en inglés y de formas europeizadas, Mark es mucho más que la estrella de la selección de Bielsa. Es el novio de Chile.

"Me gustan las chicas tanto como el fútbol. O más...". Pese a cumplir este tópico, Mark González no cumple el perfil de futbolista ni el de chileno. Educado en inglés en su Durban natal, se mudó a Valparaíso a los diez años para vivir con sus abuelos. Sólo estudio hasta octavo y como no sobraba de dinero, lo hizo becado gracias a su condición de promesa del fútbol. Speedy debutó con 18 años en la Universidad Católica, para saltar luego a Europa: Albacete, Real Sociedad, Betis, Liverpool o CSKA de Moscú, su actual club.

Si larga es la nómina de clubes en los que ha militado, no lo es menos la de famosas que han caído rendidas ante él. La argentina Gisela Molinero, la brasileña Claudia Rocha y ahora la bailarina chilena Maura Rivera (en la imagen de la derecha), quien ha renunciado a su contrato con Chilevisión para marcharse a vivir con él a Moscú. Para ella fue el 'Te quiero' que lanzó a la cámara tras marcar a Suiza. Para ella y para su madre, a la que ha regalado el castillo del que se quedó prendada viendo el culebrón 'Cerro Alegre'. El Castillo Ansaldo, situado en Recreo. Allí se refugia Mark al regresar a casa. Montado en su extravagante Hummer H2, vestido de Armani y escuchando el trip hop de Saint Germain. Es Mark, un chileno de Sudáfrica europeizado.