Temas del día

Eslovaquia se agarra a las matemáticas

MUNDIAL 2010 | ESLOVAQUIA

Eslovaquia se agarra a las matemáticas

Eslovaquia se agarra a las matemáticas

AP

"Este deporte está lleno de giros y sorpresas. Nuestro grupo está abierto y nosotros con opciones. Estamos ahí hasta el último partido. Ante Italia tenemos que jugar muy bien, sin debilidades. Si lo hacemos como en la fase de clasificación podemos llegar al éxito", dijo el zaguero Jan Durica.

La selección eslovaca se agarra a las matemáticas para alimentar sus expectativas de prolongar su estancia en Sudáfrica 2010, a pesar de la necesidad de resurgir ante la campeona del Mundo, Italia, en el último partido del Grupo F y esperar a que el resultado del choque entre Paraguay y Nueva Zelanda, le beneficie.

"Este deporte está lleno de giros y sorpresas. Nuestro grupo está abierto y nosotros con opciones. Estamos ahí hasta el último partido. Ante Italia tenemos que jugar muy bien, sin debilidades. Si lo hacemos como en la fase de clasificación podemos llegar al éxito", dijo el zaguero Jan Durica. "Sabemos que sigue siendo el campeón del mundo. Su equipo está sometido a una presión mayor que la nuestra. Para nosotros será más que suficiente. Nos alegra vernos así y que aún no están clasificados y sometidos a esa presión", añadió.

"La gente siempre está dividida en un campo de fútbol. Los que te alientan y los que no lo hacen. Espero que los neutrales se den cuenta de que esta es nuestra primera copa del mundo. Espero que nos animen. Nos esforzaremos", concluyó Durica.

Por su parte, el atacante Vladimir Weiss realza que a pesar de los malos resultados del equipo todavía Eslovaquia tiene opciones. "Hemos tenido suerte y estamos en esta condición. Hay veces también que un partido no mereces ganar y te encuentras con el triunfo en el descuento, de un remate fortuito.

"No estamos contentos con lo hecho hasta ahora pero tenemos una gran oportunidad. Vamos a entrar en ella con el corazón y el alma. Va a ser un partido que puede decidir mucho. Los italianos son los campeones del mundo y será muy difícil", dijo esperanzado Vladimir Weiss.