NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

117

Orlando Magic ORL

109

FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

110

New Orleans Pelicans NOP

126

FINALIZADO
Miami Heat MIA

114

Philadelphia 76ers PHI

124

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

120

Brooklyn Nets BKN

113

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

118

Phoenix Suns PHX

101

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

98

Dallas Mavericks DAL

103

FINALIZADO
Memphis Grizzlies MEM

88

Utah Jazz UTA

96

FINALIZADO
Sacramento Kings SAC

104

San Antonio Spurs SAS

99

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

121

Golden State Warriors GSW

116

Eurocup
Lietuvos LIE

-

Unics Kazan UNK

-

Arka Gdynia GDY

-

Tofas Bursa TOF

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

El Gobierno francés intenta evitar un nuevo desplante de su selección

Mundial 2010 | Francia

El Gobierno francés intenta evitar un nuevo desplante de su selección

El Gobierno francés intenta evitar un nuevo desplante de su selección

La ministra de Sanidad y Deportes, Roselyne Bachelot, lanzó un llamamiento a la "responsabilidad y dignidad" de los miembros de la selección y de los responsables futbolísticos y confirmó que va a estar con ellos hasta el encuentro de mañana.

El Gobierno francés intenta evitar un nuevo desplante de la selección ante el partido que mañana tiene que disputar con Sudáfrica, en medio de un aluvión de fuertes críticas contra el equipo procedente de los medios, los ciudadanos y de los políticos.

La ministra de Sanidad y Deportes, Roselyne Bachelot, lanzó un llamamiento a la "responsabilidad y dignidad" de los miembros de la selección y de los responsables futbolísticos y confirmó que va a estar con ellos hasta el encuentro de mañana.

"En cuanto a la necesaria investigación, la haremos evidentemente sin ninguna complacencia en cuanto los 'bleus' vuelvan a nuestro país, un retorno que espero lo más tarde posible", señaló Bachelot, en alusión a que, pese a las mínimas posibilidades, confía en que Francia pase a la siguiente ronda.

La ministra intentaba, probablemente sin nombrarla, conjurar la hipótesis mencionada por algunos medios de que los jugadores podrían embarcarse en un nuevo desafío y negarse a enfrentarse a Sudáfrica.

Francia llega a este partido con un solo punto (el del empate ante Uruguay) y ni siquiera una victoria sobre los anfitriones le garantiza el acceso a octavos, ya que una igualada entre México y Uruguay, con cuatro puntos cada uno, le deja fuera.

El titular de Inmigración y de Identidad Nacional, Eric Besson, se quejó hoy de que "en el extranjero todo el mundo se ríe de nosotros" por el "clima venenoso en la selección francesa" e instó a los jugadores a que "vuelvan al campo y jueguen al balón".

"Primero hay que jugar el martes y luego habrá una auditoría muy completa sobre lo que ha pasado", subrayó Besson, que pidió "que cese la mascarada".

El nuevo secretario nacional del Partido Comunista Francés (PCF), Pierre Laurent, se indignó de "la quiebra general" del equipo nacional que está "a mil leguas de los valores del fútbol, a mil leguas de lo que se espera en términos de solidaridad de unos y otros".

A juicio del nuevo dirigente comunista, nombrado en un congreso este fin de semana, hace falta "una renovación general de los jugadores y de la federación".

Más dura fue la cabeza visible del partido de extrema derecha Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, que reclamó la dimisión de Bachelot por lo que consideró la "humillación mundial" que está sufriendo Francia por la escalada de escándalos de su selección, que llegó a su paroxismo el domingo cuando los jugadores se negaron a entrenar.

Desde el Elíseo, fuentes del entorno de Nicolas Sarkozy reconocieron que el presidente francés está preocupado y pusieron el acento en que los miembros de la selección tienen un "deber de ejemplaridad" respecto a "millones de jóvenes que los observan".

En declaraciones publicadas hoy por 'Le Parisien', el Elíseo señaló que Sarkozy quiere que se saquen las consecuencias de este "fracaso", pero que habrá que hacerlo "después" de que termine la andadura del equipo en el Mundial.

La prensa fue unánime hoy en sus ataques contra los jugadores, el seleccionador y las instancias federativas, y en particular contra la decisión de los futbolistas de no entrenar por la expulsión de Nicolas Anelka después de que se revelaran los insultos que el delantero lanzó al entrenador, Raymond Domenech.

El diario deportivo 'L'Equipe' señaló que no fue un acto de rebelión sino "un capricho", no fue una huelga, sino "cobardía", y habló de "psicodrama paroxístico".

'Libération' en su editorial titulado 'Vodevil', denunció a Anelka como "culpable" de lo pasado, y a todos los jugadores que ayer hicieron "huelga" por no estar "a la altura de su salario ni de la suerte que tienen de hacer lo que soñaban cuando eran niños".

Pero el periódico de izquierdas consideró que "también hay un responsable", que es Domenech, que "no asumió el fracaso de la Eurocopa 2008 y se agarró al puesto".