Dunga, satisfecho con la victoria pero descontento con los árbitros

Mundial 2010 | Brasil 3 - Costa de Marfil 1

Dunga, satisfecho con la victoria pero descontento con los árbitros

Dunga, satisfecho con la victoria pero descontento con los árbitros

Reuters

El seleccionador de Brasil, Dunga, se mostró hoy satisfecho con la victoria y la clasificación para octavos pero se quejó del arbitraje del francés Stephane Lannoy durante el partido que su equipo disputó contra Costa de Marfil (3-1) y pidió mayor protección para el espectáculo.

El seleccionador de Brasil, Dunga, se mostró hoy satisfecho con la victoria y la clasificación para octavos pero se quejó del arbitraje del francés Stephane Lannoy durante el partido que su equipo disputó contra Costa de Marfil (3-1) y pidió mayor protección para el espectáculo.

"Fue un partido muy complicado, muy atlético, de mucha fuerza física, con muchas faltas", explicó Dunga en rueda de prensa. "Todos lo que nos gusta el fútbol pedimos siempre espectáculo, pero las personas que lo controlan tienen que saber qué es y qué no es fútbol", señaló.

Brasil terminó el partido con diez jugadores por la expulsión de Kaká por doble amarilla y Dunga hubo de retirar a Elano lesionando, con una fuerte contusión en la pierna. "Si el árbitro deja pasar las cosas como hoy...", dijo Dunga,

"Hacemos tres goles, jugamos bien y tenemos más tarjetas que el adversario sin hacer ni una sola falta fuerte, ¿qué más tenemos que hacer?", se preguntó Dunga, quien calificó de "totalmente injusta" la expulsión de Kaká, quien, según explicó, vio una tarjeta amarilla después de ser agredido.

Con todo, Dunga se mostró satisfecho con el resultado, "ante un equipo fuerte y veloz", que mete a los suyos en octavos de final del campeonato, y señaló que le impresionaron todos sus jugadores, aunque tuvo palabras especiales para Luis Fabiano, que llevaba sin marcar desde el pasado mes de septiembre.

Según Dunga, tanto él como el cuerpo técnico como el resto de jugadores se volcaron en la recuperación de Fabiano, que necesitaba confianza para ver puerta, lo que hoy hizo por partida doble.

El técnico brasileño señaló que la mejora del juego de su equipo con respecto al debut frente a Corea del Norte se debe a que los primeros partidos son siempre difíciles por la ansiedad, pero añadió que todos los rivales juegan y que todos son diferentes.

"Costa de Marfil es un equipo muy fuerte físicamente, que juega al contacto" dijo. "En un Mundial, el que tiene una oportunidad tiene que definir y nosotros tuvimos la paciencia de trabajar un poquito más la pelota", concluyó.